EXCLUSIVO DE EL OTRO: La mano dura de Alfredo Cornejo no pudo proteger a su cónyuge Lucía Panocchia, una nueva víctima de la ola de inseguridad que vive Mendoza. El viernes por la noche una pareja de delincuentes asaltó a punta de pistola el restorán Caléndula, propiedad de la familiar del gobernador, en la paqueta Quinta Sección de la Capital. Bajada de línea del gobierno sobre medios de comunicación para que la noticia no sea difundida. #ElOtroNoSeCalla.

Por Negro Nasif

Foto: Facebook Caléndula.

El viernes por la noche, dos personas armadas irrumpieron en el local gastronómico Caléndula, ubicado en la esquina noroeste de Granaderos y Martín Zapata de la Ciudad de Mendoza.

De acuerdo con testimonios a los que pudo acceder EL OTRO, la esposa del gobernador Alfredo Cornejo se encontraba en el lugar y fue amenazada de muerte por la pareja de delincuentes armados que, afortunadamente, no se cobraron ninguna víctima fatal pero sí se llevaron $10 mil, teléfonos celulares y documentación.

Cornejo secundado por Venier, ministro de Seguridad, y Munives, director general de Policía.
Foto: Prensa Gob. Mza.

La información fue confirmada a este diario por agentes del Ministerio de Seguridad -en off the record-, y además por fuentes de medios oficialistas, quienes aceptaron –en estricta reserva de identidad- que los hechos sucedieron, aunque los directivos de esos medios no autorizaron la publicación del asalto por presiones de funcionarios del gobierno de Mendoza.

Sin embargo, la noticia fue filtrada de forma enigmática por periodistas como Ricardo Rodríguez de Radio LV10, quien publicó el sábado en su cuenta de Twitter: “Ocurrió hace minutos. Una pareja ingresó a un restaurante de Martín Zapata y Granaderos de Ciudad y a punta de pistola desvalijaron a los clientes. Hay orden de encontrarlos sí o sí. Los están buscando. ¿?”. “Caléndula?? ese restó es de Alfredo…¿?” (sic), arriesgó un comentarista. “Ese no es el restó de la pareja del emperador?” (sic), preguntó irónicamente otra usuaria que acompañó una nota periodística con una foto de Lucía Pannocchia. Rodríguez, después de haber tirado la piedra, no negó ni desmintió a ninguno de sus seguidores.

Desde el Ministerio Público Fiscal confirmaron oficialmente a EL OTRO que los hechos fueron denunciados en la Oficina Fiscal Nº 2. “Hay una investigación en curso donde ya se han tomado varias medidas. No se va a decir cuáles por el momento para no afectar las que se puedan adoptar en el futuro”, señalaron desde el Poder Judicial.

La inseguridad sigue por casa

Lucía Pannocchia en el festejo del último triunfo radical.
Foto: Seba Heras

No es la primera vez que un familiar de Cornejo es víctima de un hecho repudiable. Obviando una leyenda urbana, nunca comprobada, que señala que delincuentes habrían ingresado el año pasado a la casa del gobernador en Godoy Cruz, lo cierto es que el hijo del mandatario ya padeció la inseguridad que sufren cotidianamente los comerciantes de Mendoza. “Un delincuente asaltó a dos empleados de un restorán de hamburguesas de la Quinta Sección, en Capital, cuando cerraban el local, los maniató y encerró. El ladrón escapó con 10 mil pesos y otros elementos”, informó Diario UNO el 15 de mayo de 2016, y precisó el vínculo familiar del propietario: “El negocio pertenece al hijo del gobernador Alfredo Cornejo”.

En aquella ocasión, a diferencia del último hecho sufrido en carne propia por su madre, Lautaro Cornejo felizmente no estaba en el local y fueron dos jóvenes trabajadores, de 24 y 30 años, los que padecieron la violencia de los delincuentes que ingresaron al comercio de la exclusiva Arístides Villanueva y Olascoaga.

“En 2015, había 1150 robos a mano a armada en la Provincia y hoy está en 475, lo que significa una disminución durante nuestro gobierno del 45%”, ponderó el gobernador en su último discurso del 1º de mayo en la Legislatura. Evidentemente, esos delitos crecieron o la familia Cornejo volvió a ser una víctima más de la estadística criminal.

 

Para Venier, la inseguridad es culpa de la Túpac