Macri elogió a una jueza mendocina por la rapidez con que resolvió una causa judicial. Se trata de Fabiana Martinelli Cicchitti, la misma magistrada que en 2010 atropelló, bajo los efectos del alcohol, a tres personas y luego intentó escapar. La causa judicial por lesiones fue archivada. 

¡Felicitaciones!

Mauricio Macri.
Foto de archivo: Télam

“Estimada Fabiana, le escribe Mauricio Macri. Me comentaron que implementó el método de oralidad efectiva y que tuvo un impacto muy positivo en un juicio. Necesitamos una justicia efectiva, que le dé soluciones a la ciudadanía en tiempo y forma. Muchas gracias por ser parte de este cambio. Saludos”. Este fue el elogioso texto que el presidente de la Nación le envió la semana pasada a la jueza del Tribunal de Gestión en lo Civil, Fabiana Martinelli, quien le contestó:

“Señor Presidente: Muchas gracias a usted por implementar el Proyecto de Justicia 2020. En Mendoza estamos trabajando en la modernización de la justicia desde 2008 acompañando a la Corte y en especial al Dr. Nanclares en mejorar de manera continua el servicio de justicia”.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, destacó a la jueza Martinelli.
Captura de pantalla: Twitter | 3 de julio de 2019

La noticia fue difundida por el Poder Judicial de Mendoza y rápidamente replicada por los diarios hegemónicos locales y algunos medios de alcance nacional, donde se destacó el rol de la magistrada en el proceso de agilización de la Justicia.

Antes de hacernos eco de la buena nueva, EL OTRO investigó los antecedentes de la magistrada, encontrándose con una terrible sorpresa: Martinelli protagonizó un gravísimo siniestro en 2010, mientras manejaba alcoholizada su automóvil.

Todo mal

30 de junio de 2011.
Captura de pantalla: Diario Uno

“En la madrugada del 20 de noviembre de 2010 la jueza Martinelli conducía su Suzuki Baleno por avenida San Martín Sur, en Godoy Cruz, en dirección sur-norte, cuando a la altura de la estación de servicio Octano atropelló a tres jóvenes que intentaban cruzar la calle. Por el impacto terminó hospitalizado Juan Ignacio Brizuela mientras que Carla Fredes y Micaela Giordanino –todos ellos de 18 años– resultaron con heridas leves”, reseñó en junio de 2011 la periodista Sara González de diario Uno.

De acuerdo con el acta policial citada por el medio del grupo Vila-Manzano, la titular del 23º Juzgado Civil, Comercial y Minas “quiso darse a la fuga”, pero fue interceptada, primero por unos autos particulares y luego por un móvil de la Compañía Motorizada, a tres cuadras del lugar donde embistió a los jóvenes. La jueza “fue sometida a un dosaje de alcohol en sangre a las 2.55, 1.05 minutos después de producido el choque. El expediente informa que le dio un contenido alcohólico de 0,832g/l, lo que significa un grado de alcoholización medio”, señaló Uno.

Cajoneado

Foto: Coco Yañez

Se habrían producido irregularidades desde el inicio de la investigación, ya que consta en el expediente que se le practicó un nuevo análisis a la doctora Martinelli, tres horas después del accidente, que le dio un grado subalcoholización. Además, conforme a la declaración de uno de los padres de las víctimas, “la mujer que provocó el accidente –en alusión a Martinelli– trasladó en su vehículo particular a un policía para que le sacaran sangre a mi hijo. Los testigos me dijeron que lo habían reconocido porque era el mismo vehículo que horas antes fue el que chocó a mi hijo. También me dijeron que esta mujer estaba fumando dentro del vehículo, en el interior de la playa del Hospital del Carmen, mientras que le extrajeron sangre a mi hijo”.

Pese a la gravedad de la denuncia, Lauro Monticone, titular de la Fiscalía 6, resolvió el archivo de la causa (Expediente P-84.711/10) tras solo 23 días de investigación, “sin citar a declarar a las víctimas ni a los testigos aportados”.

Alejandro Viadana.
Foto: Legislatura de Mendoza

A instancias de los legisladores justicialistas Carlos Bianchinelli y Alejandro Viadana, se solicitó el inicio de un Jury para analizar la conducta de la jueza y la reapertura de la causa cajoneada por Monticone, la que finalmente se produjo en junio de 2011 por decisión del procurador de la Corte, Rodolfo González. El expediente pasó a manos de la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos, quien continuó con la investigación, aunque al poco tiempo quedó nuevamente paralizada.

(In)justicia infinita

Poder Judicial de Mendoza.
Foto: Coco Yañez

El 16 de junio de 2011, los diputados Viadana y Bianchinelli solicitaron el Jury de enjuiciamiento para la jueza Fabiana Martinelli por presunta inconducta de la funcionaria. “Por un lado conducía alcoholizada e intentó darse a la fuga, estas no son las acciones propias de una magistrada que tiene que hacer cumplir la ley”, fundamentó Bianchinelli.

Al día siguiente de la presentación ante la comisión del Jury, las actuaciones pasaron a la Sala Administrativa de la Suprema Corte, conformada por los jueces Alejandro Pérez Hualde, Fernando Romano y Pedro Llorente, quienes emplazaron a la jueza, en el término de diez días, para que presentara su descargo.

Pérez Hualde, Llorente y Romano.
Foto de archivo: Poder Judicial

Nueve meses más tarde, ante la falta de avances judiciales, la Cámara de Diputados solicitó a la Corte “un informe completo y circunstanciado de todos los trámites, pruebas y demás indagaciones practicadas respecto del accidente causado por la jueza Fabiana Martinelli a tres jóvenes, conduciendo un vehículo en presunto estado de ebriedad”.

En los fundamentos del proyecto, que fuera sancionado como resolución 1226/2012, los legisladores Viadana y Bianchinelli señalaron que la fiscal Ríos “realizó una amplia investigación que luego no fue continuada porque, existiendo conclusiones claras para responsabilizar a la jueza, sus fueros impiden someterla a juicio. Es decir, se archiva nuevamente la causa”.

Carlos Bianchinelli
Foto: Legislatura de Mendoza

Además, los diputados del PJ denunciaron que “la Corte abrió el expediente 75.244 por el que se investiga la conducta de la magistrada, del que no se tienen noticias”.

“Una jueza con fallos y fallas”

31 de marzo de 2013.
Captura de pantalla: Los Andes

El 31 de marzo de 2013, diario Los Andes consignó algunos antecedentes jurisprudenciales de Martinelli: “El 13 de abril de 2012 dictó una medida cautelar a favor de Protectora y contra OSDE que frenó un aumento de cuota de 5,5%. Martinelli también intervino en la causa de Divisadero Largo, en la que el Estado pagó al empresario Daniel Vila seis veces más que a otros titulares de terrenos de la zona. La magistrada constató que la valorización fue adoptada por el técnico de la Fiscalía de Estado, Américo Toledo, y no por el Tribunal de Tasación. A raíz de esta causa el fiscal Joaquín De Rosas está procesado por el Jury de enjuiciamiento”.

Hasta los elogios de Macri poco conocíamos de la jueza Martinelli. Ahora ya sabemos que si la justicia nunca llega, no bastará la celeridad de un proceso para felicitarla.

 

Mano dura selectiva en tiempos de Cornejo