Alejandro Verón (primero de izquierda a derecha) escucha atentamente a la Subsecretaria en la conferencia de prensa que se realizó ayer en Casa de Gobierno – Foto: Gentileza Prensa Gobierno Mendoza

Cuatro años definieron los destinos de muchas personas y Alejandro Verón no fue la excepción. De la calle a la Casa de Gobierno. La fría evolución del militante de Barrios de Pie.

Fríos eran los de antes, como el del invierno del 2012, cuando gobernaba Mendoza Francisco Pérez y las manifestaciones y reclamos populares ponían el grito en el cielo por algunos abusos en los precios de la “garrafa social” de 10 kilos.

Líderes sociales también eran los de antes, como Alejandro Verón quién por ese entonces era uno de los referentes más notorios de la agrupación “Barrios de Pie” (BDP). Esa organización de base tenía un fuerte protagonismo en la vigilancia de los precios de la garrafa social, elemento indispensable para el desarrollo de la vida diaria en muchas familias del Gran Mendoza.

ale-veronFoto: gentileza Barrios de Pie

Pasaron los años. El gobierno cambió y Verón, el otrora militante de las barriadas humildes, hoy es director de Contingencias Sociales del gobierno de Alfredo Cornejo. Cambia, todo cambia, hasta el frío no parece ser el mismo.

En una nota del medio colega Sitio Andino, el militante Verón de 2012 pedía que “el Gobierno se encargue de repartir las garrafas al precio oficial todos los días en todos los barrios, que hagan algo tan simple como pasar por las esquinas con una campanita vendiendo gas”, e iba mucho más allá denunciando “que en más de un barrio hay conexión en las calles que llega hasta la puerta de las viviendas, pero el costo por realizar las obras necesarias para conectarse a la red de gas es de $5.000 por familia.”

Verón reclama junto a Raquel Blas el 12 de junio de 2012. Foto: Gentileza Sitio Andino.
Verón reclama junto a Raquel Blas el 12 de junio de 2012. Foto: Gentileza Sitio Andino.

Ayer, en el quinto piso de Casa de Gobierno, el funcionario Verón dijo que “son los propios beneficiarios –sociales- quienes reciben el subsidio los que deben inscribirse a través de la página web del ANSES o cualquiera de sus sedes” y que “los principales requisitos para acceder a este beneficio es que en el hogar no hayan ingresos mayores de dos salarios mínimos y  que no estén conectados a una red de gas”.

Un giro dramático de lugar, de las calles al palacio, pero también de posiciones. El Verón de hoy ya no piensa en el Estado en las barriadas repartiendo garrafas o en un agresivo plan de obras públicas para que accedan al gas natural, sino más bien en pobres cargando datos en una página web para aspirar a un subsidio.

Cambia, todo cambia. El frío, los gobiernos, las personas, las opiniones. Así como todo cambia, que Verón cambie no es extraño.


Para denunciar abusos en los precios de las garrafas, “usuarias y usuarios” pueden llamar al 0800-3333-492 o al teléfono directo de la Dirección de Fiscalización y Control:

fisca-y-control