El sindicato de empleados de casinos presentó medidas en la justicia para frenar el cierre de las salas de Tunuyán y Tupungato. Martín Cain denuncia que el gobierno favorece al hotel Fuente Mayor.

Foto: Coco Yañez
Archivo: La abogada de UPJCM (derecha) con miembros de la comisión directiva del sindicato

La Unión de Personal de Juegos y Casinos de Mendoza (UPJCM), que conduce Martín Caín solicitó una reunión con el gobernador Alfredo Cornejo en diez oportunidades durante los últimos seis meses. Las respuestas: ausencia de diálogo y despidos.

EL OTRO entrevistó al sindicalista que ve “con profunda preocupación las negativas del gobierno provincial para con los planes alternativos que venimos planteando como opción al cierre de casinos estatales en el Valle de Uco, dejando en la calle a más de 100 familias –contando a los empleados del Estado y a los de los concesionarios privados-“.

EO: El cierre de las salas de Tunuyán y Tupungato se sumaría a los que ya sucedieron en Uspallata, La Consulta y Eugenio Bustos ¿Los cierres anteriores tuvieron los efectos previstos de baja del juego y mejora en el gasto de bienes y servicios?

MC: No. Los cierres de La Consulta y Eugenio Bustos dejaron en la calle a muchos compañeros y el casino privado de Vista Flores que pertenece al hotel Fuente Mayor, denunciado por irregularidades, incrementó sus ingresos en un 90%, ya que luego del cierre pasó de un millón de pesos recaudados a $1.900.000.

Foto: Cristian Martínez
Archivo: Martín Cain, secretario general de UPJCM.

 

EO: ¿Cuáles son las irregularidades del casino privado que sería el único en el Valle de Uco si se clausuran las salas estatales de Tunuyán y Tupungato?

MC: Nosotros venimos denunciando al casino del Fuente Mayor porque entendemos que incumple los requisitos que la ley 5775 impone en cuanto a los metros construidos que debe tener, y está caratulado como de “alta montaña” cuando en realidad está en el pueblo de Vista Flores, entre otras irregularidades.

EO: Desde el gobierno podrán argumentar que el dinero que deja de percibirse en las salas estatales puede venir de los impuestos que pagará el privado con mayor recaudación. ¿No?

MC: En realidad, aún no nos explican de dónde saldrán los 15 millones de pesos que el sistema sanitario dejará de recibir por parte de la recaudación de las salas de Tunuyán y Tupungato porque los casinos privados sólo pagan Ingresos Brutos…

Sin ir más lejos, el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, envió días atrás una carta al Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) en la que pide que la sala no se cierre.

Foto: Cristian Martínez

 

EO: ¿Cómo podrían llegar a un consenso sobre la decisión política de cerrar las salas para ir contra la ludopatía?

MC: Nosotros ya le planteamos al gobernador que no cierre todas las salas del Valle de Uco, sino que, moviendo la sala del centro para hacerla más turística, mantenga una central del Valle que nuclee a todos los empleados. De esta manera podrían seguir trabajando todos los empleados del Instituto. Hay que recordar que en los cierres de salas anteriores se había confirmado el compromiso para reubicar a los empleados, pero esto no se dio con la mayoría de los compañeros.

EO: Frente a los cierres, ¿qué tienen pensado hacer desde el sindicato?

MC: Seguir trabajando para que eso no suceda. El instituto debe responder judicialmente el próximo jueves y a partir de esa respuesta el juez podrá expedirse sobre si el cierre tiene fundamentos o no. Más allá de esto también vamos a presentar un pronto despacho para que el gobernador se expida en torno a esto… Si el casino del Fuente Mayor fue habilitado de manera irregular, ¿por qué va a cerrar todas las salas estatales del Valle de Uco, dejando familias sin trabajo en un contexto de emergencia social?