Mendoza -

Un amplio frente sindical, social y político se expresó ayer en contra del ajuste neoliberal, con durísimas críticas hacia el presidente de la República y el gobernador de la Provincia. Convocadas por la CGT y la CTA, más de 15 mil personas marcharon hacia la Casa de Gobierno. En Mendoza, la CGT sí le puso fecha al paro general.

Fotos: Cristian Martínez y Coco Yañez

Los sindicalistas memoriosos se remontaron a la época del gobierno de la Alianza UCR-Frepaso para encontrar un parangón histórico con la movilización masiva y unificada que se vivió ayer. En marzo de 2001, la CTA y la dos CGT (oficial de Jorge Córdova y disidente de Mario Zaffora) protagonizaron una lucha común en las calles, para resistir el plan de ajuste salvaje del ministro de economía Ricardo López Murphy.

16 años después, las medidas neoliberales del gobernador Alfredo Cornejo en línea con el presidente Mauricio Macri, provocaron una reacción similar por parte de la Confederación General del Trabajo unificada y de las dos vertientes de la Central de Trabajadores Argentinos.

 

 

Un folleto de la CGT sintetizó las principales reivindicaciones de los gremios: “Por nuestros abuelos, defendemos el sistema previsional. Por nuestros hijos, defendemos el sistema de seguridad social. Por nuestros nietos, defendemos la educación. Por nuestra industria, defendemos la producción nacional. Por nuestros trabajadores, defendemos los convenios colectivos de trabajo y paritarias libres”.

 

 

25 mil manifestantes dieron cuenta los organizadores; 5 mil consigna la prensa oficialista. De acuerdo con cálculos y consultas realizadas por este medio, la concurrencia superó ampliamente las 15 mil personas. Basta ver los casi 25 minutos del video que acompañamos al final de esta nota, y las imágenes de una explanada de Casa de Gobierno absolutamente desbordada, para dimensionar la masividad de la protesta.

Más allá de lo categórico del número, la contundencia de la movilización estuvo en el mensaje directo, de los manifestantes y dirigentes hacia el modelo económico propuesto por el Frente Cambiemos. La aguda recesión, la inflación constante, los tarifazos en los servicios públicos, el crecimiento del desempleo y la pobreza, la pérdida del poder adquisitivo y los miserables aumentos salariales impuestos por el gobierno y el sector empresario, fueron las principales razones que movieron a un amplísimo arco sindical -privado y público-  a acordar medidas de acción directa como las de ayer, como primer paso de un seguro plan de lucha progresivo.

 

 

 

El colorido, el sonar permanente de los bombos entre las banderas, la creatividad, y los insultos constantes hacia Cornejo y Macri, formaron parte del clima -mezcla de algarabía e indignación- a lo largo de toda la marcha.

 

 

 

 

 

 

Organizaciones sociales y políticas de diversas posiciones ideológicas acompañaron a los sindicatos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la última hora de la tarde la multitud arribó a la Casa de Gobierno. La explanada, los laterales y las escalinatas fueron colmadas. En un escenario improvisado, referentes de la CGT, CTA de los Trabajadores y CTA Autónoma ofrecieron sus discursos.

 

 

 

 

Polo Martínez Agüero (CTA Autónoma)
 
Gustavo Correa (CTA de los Trabajadores)
 

El secretario general de la regional Mendoza de la CGT, Luis Márquez, diferenciándose de la posición errática de la conducción nacional de la central, propuso el 30 de marzo como fecha de confluencia de un paro general.

 

 

Video: gentileza Subsuelo Mendoza