Canticuénticos, la exitosa banda santafesina, vuelve de gira a Cuyo con estrenos de video clips y un álbum para todas las edades. El Teatro Plaza será uno de los lugares de encuentro en Mendoza, este 12 de abril. EL OTRO dialogó con Ruth Hillar.

Las canciones para niñes nunca fueron “infantiles”. Toda letra se escribe desde una conciencia y una perspectiva, sea clara o no.

Podría decirse que en Argentina existe una tradición de mujeres y varones que cantan cuentos, y que muchas de esas personas han calado hondo en las subjetividades de niñas y niños de distintas provincias.

Canticuénticos son muchas personas reunidas en torno a un núcleo de contenidos para nada ingenuos, con un planteo estético de muchísimo trabajo y aprendizaje.

La banda/editorial ya cuenta con cinco discos de estudio y cuatro ediciones de libros en papel, todas producciones que incorporan animales, plantas, lugares y ritmos musicales de raíz folclórica, en la más amplia de las acepciones de esa palabra.

EL OTRO conversó con una de las creadoras de ese mundo mágico que acompaña a niñas y niños litoraleños, cuyanas, patagónicos, norteñas… Hablamos con Ruth Hillar, socia fundadora de la agrupación que empezó a forjarse hace 10 años en Santa Fe.

Este 12 de abril a las 19:30, los “Canti” interpretarán sus canciones en el Teatro Plaza de Godoy Cruz, en el marco del Tercer Festival Arroyito Cantor, junto a la orquesta juvenil del Centro de Actividades Educativas Jorge Contreras, del Barrio La Gloria.

Foto: Coco Yañez
Orquesta del CAE Jorge Contreras.

¿Cómo los trata esta nueva gira?

Empezamos un año lleno de conciertos y fechas. Comenzamos en Córdoba, en las sierras, después anduvimos por Buenos Aires, ahora vamos para Cuyo. Siempre el público nos demuestra muchísimo cariño.

Vemos que, aunque la situación no es fácil para pagar una entrada e ir al teatro, la gente hace el esfuerzo. Considera que es una propuesta valiosa y, pese a todo, este año seguimos con la música.

No parece común que en un momento difícil muchas personas no “recorten” el teatro de sus prioridades… 

Creo que hay quienes pueden consideran que el arte es también un alimento necesario. Nosotros también de nuestro lado hemos puesto las entradas al mismo valor que el año pasado, para colaborar también con ese acceso.

Además notamos que muchas personas se han apropiado del proyecto y encontraron en Canticuénticos una voz que los representa, tanto a chicos como a grandes. Y nosotros sentimos eso, un acompañamiento muy fuerte.

Hay una coherencia en la trayectoria de Canticuénticos…

Es una línea que nos representa y que tiene que ver con nuestro pensamiento, nuestra visión del mundo y la representación de lo que queremos comunicar.

A veces uno escribe con deseos, un deseo de lo que quisiera que fuera el mundo, y eso tan sincero creo que es percibido del otro lado.

También pienso que el público chiquito merece lo mejor de nosotros, la mayor responsabilidad. Cada palabra, cada sonido que ponemos, tiene que estar muy pero muy pensado, porque los que nos van a escuchar están formándose, están aprendiendo a ser personas. Son las personas que van a hacer el mundo del futuro, entonces vaya si no tenemos que poner esmero en lo que les decimos.

Hay canciones que parecen muy trabajadas ¿Cómo surge, por ejemplo, Hay secretos?

Fue una canción muy difícil de escribir. Yo tenía el deseo de hacer esta canción y realmente no encontraba cómo. Tuve ayuda de una persona que trabaja en un programa de género en la Universidad Autónoma de Entre Ríos, en la ciudad de Paraná, que queda muy cerquita de Santa Fe.

Esta licenciada, Sabrina Medina, me ayudó con un par de charlas que tuvimos para ver cuáles eran los tópicos más importantes para hablar del tema. La cuestión del secreto, el tema de la confianza, el creer. Que la persona que está por contar sepa que le van a creer, para animarse a contar.

Después de estas charlas y de estudiar el tema, me puse a tratar de traducirlo al lenguaje poético, que no es lo mismo que un lenguaje cotidiano.

Afortunadamente la canción se empezó a escuchar mucho y, hace un par de semanas, sacamos el video animado (ver arriba) con un equipo técnico de Santa Fe que realmente le puso muchísima sensibilidad, con una estética muy cuidada. El video se empezó a viralizar de una manera increíble.

Muchas vistas en YouTube, pero además muchas personas bajaron el video y lo postearon en sus facebooks, lo mandaron por whatsapp, y se disparó hacia todos lados. Así que esperamos que la canción llegue a muchísimas nenas y muchísimos nenes y, por qué no, a muchísimos adultos que somos encargados de ayudarlos y cuidarlos con confianza.

Una cosa linda que pasó con esta canción fue que una persona que es antropóloga social en Brasil nos ofreció ayuda para hacer una traducción al portugués, porque quería que los chicos de allá pudieran escucharla también. La traducción está hecha y en poquitos días vamos a poder escucharla.

También hay una traducción al italiano en camino y esperamos que dé la vuelta al mundo, ayudando a quienes lo necesiten.

Hablás bastante de Santa Fe y pareciera notarse ese entorno en las producciones ¿Es una decisión vivir allí, en vez de irse a Capital Federal?

Esto fue una decisión. En un momento es como más cómodo irse a Buenos Aires cuando uno toca mucho allá y no hay que viajar tanto, porque si vas a cualquier lado tenés que ir de Santa Fe a Buenos Aires y de ahí a Cuyo o Córdoba, o donde sea, por cómo tenemos las comunicaciones en Argentina.

Pero esto de quedarnos en Santa Fe realmente nos da el plus de seguir anclados en nuestro lugar, en nuestro paisaje, en nuestra música del litoral, cerca de nuestras familias, y con un estilo de vida más provinciano que compartimos más con la gente del interior. Creo que nunca nos iremos a Buenos Aires, nos vamos a quedar acá porque este lugar nos hace ser quienes somos.

 


 

 

+info aquí

 

Les miembros de la COMUNIDAD EL OTRO
tendrán acceso a un sorteo por pases 2X1 para el espectáculo.

 

 

Mirá, mirá…