Nuevamente fracasó en Venezuela un intento de golpe cívico militar promovido por el gobierno de los Estados Unidos. Elisa Trotta Gamus, representante en Argentina del autoproclamado “presidente encargado” Juan Guaidó, justificó el uso de la fuerza para derrocar al presidente Nicolás Maduro. Venezuela no queda tan lejos: la “embajadora” cuenta con el apoyo explícito del gobernador de Mendoza y del intendente de Luján de Cuyo.

Juan Guaidó encabezó a un grupo de militares que retiraron de su prisión domiciliaria a Leopoldo López, dirigente político opositor condenado en 2015 por la justicia venezolana a 14 años de prisión, por instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir.

Con esta acción, el autoproclamado “presidente encargado” dio comienzo a la denominada Operación Libertad, una suerte de nueva fase de la frustrada insurrección que el gobierno de los Estados Unidos promueve en Venezuela, y que cuenta con el aval de presidentes neoliberales de América Latina, entre ellos Mauricio Macri.

Foto de archivo: labatallacultural.org
Juan Guaidó recibe el apoyo de Mike Bence, vicepresidente de los Estados Unidos.

Pese a la convocatoria de Guaidó, desde la base aérea La Carlotta, a “todos los soldados y la familia militar para acompañar esta gesta”, la asonada no consiguió todavía el respaldo de las fuerzas armadas, ni tampoco el pueblo ganó las calles como era la pretensión del legislador.

Mientras estos sucesos se desarrollaban en el país caribeño, en el sur de América la representante de Guaidó en Argentina, Elisa Trotta Gamus, difundió un video en Twitter ratificando la senda del golpe. La militante de derecha y funcionaria del gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal, hizo un llamado, a los venezolanos en el mundo y a la comunidad internacional, a apoyar el proceso cívico militar iniciado por el “presidente encargado”.

Mauricio Macri, en línea con el gobierno de Donald Trump, respaldó de inmediato a la llamada Operación Libertad. “Apoyamos más que nunca la democracia en Venezuela. Celebramos la liberación de Leopoldo López y acompañamos la lucha del pueblo venezolano para recuperar su libertad. Reconocemos al Presidente Encargado Guaidó, a la Asamblea Nacional y desconocemos la autoridad del dictador Maduro”, manifestó el presidente argentino.

En Mendoza, el gobernador Alfredo Cornejo no realizó manifestaciones públicas, aunque ya dejó en claro su posición pro yanqui respecto del conflicto en la hermana república bolivariana.

Foto: Prensa Gob. Mza.
Trotta Gamus y Alfredo Cornejo.

El gesto más contundente de este posicionamiento lo dio el radical hace un mes, cuando recibió en la Casa de Gobierno a Trotta Gamus, a quien le reconoció entidad diplomática.

“Sabemos que están sufriendo mucho y conocemos que es una situación muy crítica. Nuestra realidad tampoco es la mejor, porque estamos saliendo de una situación bastante similar a la de Venezuela. Son procesos largos. La única forma de salir es bajo un sistema democrático, con liderazgo y consensos sociales amplios”, le expresó el gobernador a la joven abogada venezolana, quien justamente forma parte de Alianza por Venezuela, un partido claramente antidemocrático que aún no cuenta con consenso popular.

Foto: Municipalidad de Luján
Trotta Gamus y Omar De Marchi.

En el mismo sentido actúo Omar De Marchi, intendente de Luján de Cuyo y precandidato a gobernador de la alianza UCR-PRO. El dirigente macrista ofreció un cálido recibimiento institucional a Trotta Gamus y la reconoció como “huésped de honor de Luján de Cuyo”.

La injerencia de Trump en los asuntos internos de los países latinoamericanos también juega su capítulo en nuestra provincia. En los últimos meses, con el calendario electoral en marcha, Cornejo y De Marchi comenzaron a exponer sus diferencias, aunque en este punto está claro que no hay contradicciones. Ambos siguen al pie de la letra la agenda de la embajada norteamericana.

Parece que no, pero Venezuela no queda tan lejos.

 

Un golpista en la alfombra roja

 

Mendocinos con ADN en Estados Unidos