Nuevamente Cambia Mendoza intenta terminar los conflictos laborales a través de la violencia, esta vez fue en la Municipalidad de Capital que conduce Ulpiano Suarez. Tras un mes de reclamos por aumento salarial, la policía al mando del gobernador y tío Rodolfo Suarez, desalojó, golpeó y detuvo a 46 personas este domingo, entre ellos dirigentes sindicales y periodistas. El objetivo de la feroz represión fue expulsar de la Peatonal Sarmiento a obreros municipales, con sueldos que rondan los $10.000, quienes se encadenaron en una desesperada protesta por hambre. Evidenciando el carácter político del operativo, la Justicia liberó a todos los apresados sin acusarlos penalmente.

Foto: Coco Yañez

“Tenemos un salario de $10.300, yo creo que con ese monto nadie puede vivir, son salarios muy bajos para gente que tenemos familia y tenemos que darle de comer a nuestros hijos”, manifestó este sábado, en diálogo con EL OTRO, uno de los trabajadores municipales encadenados a un banco de la Peatonal Sarmiento en un gesto extremo y desesperado por obtener una mejora a la difícil situación de su economía familiar.

“No me compro calzado para darle de comer a mis hijos y no es que le compro asado… puro arroz y fideos. Ya esta situación es indignante y estamos cansados de todo esto. Ya no damos más. Así que, por favor señor intendente, póngase una mano en el corazón y ayude a sus empleados”, cerró el obrero quebrándose en llanto.

🔴LA CACERÍA DE CIUDAD SUAREZ

🔴LA CACERÍA DE CIUDAD SUAREZAsí fue el salvaje procedimiento de la Policía de Mendoza que encabeza el gobernador Rodolfo Suarez, para reprimir una pacífica protesta de trabajadores de la Municipalidad de la Capital conducida por su sobrino, Ulpiano Suarez.Cuarenta y seis mujeres y hombres fueron detenidos este domingo, luego de ser maltratados y golpeados, entre ellos dirigentes sindicales y trabajadores de prensa que cubrían los hechos, quienes finalmente fueron liberados en su totalidad por decisión de la Justicia. Lejos de la búsqueda de canales de diálogo que permitieran la solución de las legítimas demandas salariales de obreros que perciben alrededor de $10.000, quienes se encontraban encadenados en la Peatonal Sarmiento en un desesperado reclamo de tres días, los Ejecutivos provincial y municipal optaron por la represión y la criminalización de la protesta social.www.elotro.com.ar#EstamosEnLaCalle

Posted by El Otro Diario on Sunday, July 5, 2020

Un día después, el intendente Ulpiano Suarez, en coordinación con su tío y gobernador Rodolfo Suarez, le respondió con un impresionante operativo policial y, tal como si fuesen delincuentes, este humilde empleado, sus compañeros y decenas de personas que los acompañaban fueron salvajemente desalojadas, maltratados, golpeadas y detenidas en móviles que debieran estar destinados a trasladar a criminales y no a ciudadanos que ejercen pacíficamente el derecho a peticionar ante las autoridades, soportanto el frío, la lluvia y la violencia del Estado.

Cuarenta y seis personas, entre ellas los dirigentes sindicales Roberto Macho de ATE y Sebastián Henríquez y Pablo Massutti de SUTE, y el periodista de Radio La Mosquitera Ángel Basile, fueron trasladados a comisarías de Capital, donde permanecieron algunas horas hasta que el fiscal Lautaro Monticone ordenó la libertad inmediata de todos, sin acusaciones penales.

El odio y la venganza

Foto: Coco Yañez

La brutal represión contra los obreros municipales de Capital vino precedido por una campaña de estigmatización de los trabajadores por parte de la Unión Cívica Radical, fogoneada por los medios de comunicación hijos de la pauta oficial. 

En un comunicado difundido la semana pasada, la UCR local acusó: “lo que está pasando con la patota de ATE nada tiene que ver con la pandemia y tampoco con reclamos salariales, esto es política y de la peor. Aquí están, estos son, los nuevos soldados serviles a la Cámpora y al Kirchnerismo, que unidos por el odio y la venganza a quienes no los votaron, quieren a Mendoza y su Capital de rodillas”.

Luz Faingold. Foto: Coco Yañez

En el mismo sentido se expresó la directora de Derechos Humanos de Mendoza, Luz Fainglod, quien en su cuenta de Twitter culpabilizó a las víctimas. “Se agotaron todas las propuestas que se le hicieron desde la Municipalidad. Querían esa foto. Qué lástima que los reclamos sindicales se conviertan en una operación política”, se quejó la funcionaria.

En contraposición a Faingold, Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de la Nación, repudió “la brutal represión y detención contra trabajadores y trabajadoras municipales de la Ciudad de Mendoza” e instó al diálogo como “el mejor camino para la resolución de conflictos”.

La precaria herencia del tío

Rodolfo Suárez. Foto: Cristian Martínez

Más allá de la explicación simplista del radicalismo mendocino, las causas del conflicto laboral en el departamento más rico de Mendoza vienen de larga data y hunden sus raíces en la política de precarización que desarrolló el exintendente –hoy gobernador- Rodolfo Suárez en esa comuna.

Tal como reveló una investigación realizada por EL OTRO en abril de 2019, la mitad de los empleados de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza se encuentra con contratos basura, los ingresos son a dedo, gran parte de los sueldos se encuentran por debajo de la línea de pobreza, los funcionarios favorecen a su séquito de militantes con adicionales discrecionales. Hasta tickets para comprar comida distribuye la comuna para así equilibrar “en negro” la constante pérdida del poder adquisitivo.

Dugar Chappel. Foto: Municipalidad de Capital

No hay evidencias concretas, más allá de las conjeturas periodísticas y oficialistas, de que el protagonismo de ATE en el conflicto de Capital se deba a un supuesto acuerdo entre su dirigencia con La Cámpora o el kirchnerismo, tal como acusa la alianza PRO-UCR, sino más bien pruebas concluyentes de la complicidad de Dugar Chappel, conductor del silencioso Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Capital, con su correligionario intendente.

“Chappel es concejal radical y jamás votó en contra de lo que mandó (Rodolfo) Suárez al Concejo. Es parte del oficialismo, no es oposición, ni siquiera cuando presentamos reivindicaciones en favor de los trabajadores. Cuando hemos presentado proyectos para que se pague un doble aguinaldo o alguna ayuda para los municipales, que les permita compensar el poder adquisitivo que han perdido, Chappel ha votado en contra, poniéndose del lado del oficialismo”, denunció el concejal del Partido Obrero, Andrés Elías, en una entrevista con EL OTRO en mayo del año pasado.

 

Suárez paga sueldos con vales alimentarios

Socios en la precarización

 

 


 

EL OTRO TE NECESITA

No recibimos pauta del gobierno ni dinero de grandes empresas. Por eso hoy más que nunca es indispensable tu apoyo económico para sostener este proyecto de comunicación independiente. Sumate ahora mismo a la Comunidad EL OTRO con un aporte mínimo de $200 mensuales.

 

Aporto $200

Aporto $300

  Aporto $500 

Yo defino mi aporte

 

Una vez que hagás tu colaboración recibiremos automáticamente un mail y nos comunicaremos con vos. Si tenés dudas o consultas podés escribirnos a través del messenger de la Comunidad o del correo electrónico comunidadelotro@gmail.com .

Si luego de hacer el aporte decidís interrumpirlo, podés darte de baja en cualquier momento. No exigimos un tiempo de permanencia.

 


 

¿Por qué te pedimos ayuda?

 

Somos una cooperativa de trabajadorxs de la comunicación integrada por doce profesionales que desde hace más de tres años publicamos el diario digital EL OTRO (www.elotro.com.ar).

Investigamos al poder y mostramos sus mugres bajo la alfombra, retratamos la Mendoza invisibilizada, te acercamos a las y los artistas que cotidianamente construyen nuestra cultura, y te acompañamos en incontables manifestaciones, marchas y protestas en las calles mendocinas. Porque siempre estuvimos en la misma vereda que vos.

Pusimos el hombro y el cuerpo para sostener el compromiso con tu derecho a la información, manteniendo el pacto de honestidad intelectual que te planteamos desde el inicio, y asumiendo los costos y riesgos que trae el ejercicio de la libertad de expresión y la crítica ante gobiernos marcadamente autoritarios.

Queremos seguir haciendo lo que más nos gusta: periodismo cooperativo y solidario, a contramano del discurso oficial.