Más de 600 familias del Barrio La Favorita de Ciudad de Mendoza no tienen agua potable desde hace un mes. Por segundo día consecutivo, las y los vecinos salieron a la calle para exigir un derecho tan básico que el Estado no está garantizando a solo 6 km del microcento capitalino. “Como siempre, La Favorita y los barrios vulnerables quedamos invisibilizados y no nos escuchan”, denunció Micaela Esposito, referenta de esa barriada popular.

Foto: Cristian Martínez

“Para el desarrollo del ser humano, el agua y los sistemas de saneamiento no pueden estar separados. Ambos son vitales para reducir la carga mundial de enfermedades y para mejorar la salud, la educación y la productividad económica de las poblaciones”, es parte de lo que sostiene la Asamblea de las Naciones Unidas, organización que reconoce al agua y el saneamiento como derechos humanos fundamentales desde el 2010.

La Asamblea consagró el derecho de todos los seres humanos a tener acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso doméstico y personal (entre 50 y 100 litros de agua por persona y día) y que sea segura, aceptable y asequible (el coste del agua no debería superar el 3% de los ingresos del hogar), y accesible físicamente (la fuente debe estar a menos de 1000 metros del hogar y su recogida no debería superar los 30 minutos).

Algo no está bien en la Mendoza desértica y desigual donde, al mismo tiempo, el agua forma parte de lagos privados y se vuelve un bien preciado e inaccesible para sectores que son ninguneados por los gobiernos de turno.

Foto: Cristian Martínez

 

Foto: Cristian Martínez

Issis Rivas, es una vecina del Barrio Andino de la Favorita de la Ciudad de Mendoza. En su vivienda habitan siete personas entre las que se encuentran su pequeña nieta y su hija embarazada. Esta familia, al igual que otras 600, están muy afectadas porque desde hace un mes no se les otorga el suministro de agua, por lo que no tienen el recurso fundamental para garantizar la vida y la higiene de las personas.

“Hace un mes que no tenemos agua, hemos realizado reiterados reclamos a Aysam (Agua y Saneamiento de Mendoza) y al Epas (Ente Provincial de Agua y Saneamiento) y no tenemos respuestas. El primer reclamo lo realicé el 22 de noviembre”, sostiene la vecina, quien además le mostró a EL OTRO los comprobantes de cada una de las notas presentadas a la empresa responsable de suministrar el servicio, y al ente que debe controlar y hacer cumplir dicha prestación.

Foto: Cristian Martínez

 

Foto: Cristian Martínez

Issis señala que son constantes las quejas de los vecinos en la empresa y que la falta de respuesta es “desesperante”, porque las familias caminan varias cuadras para llenar bidones con agua. A veces las condiciones de higiene no son las óptimas y, ante la necesidad, no puede comprobarse que la procedencia del ese recurso vital tenga las condiciones necesarias para el cuidado de la salud.

Desde Aysam, solo han enviado esporádicamente camiones cisternas a familias que realizaron reclamos, negándose cínicamente a proveer el servicio a quienes no poseen las boletas al día. Por su parte, el Epas les pidió a las y los vecinos que elevaran una nota. En poco tiempo, la comunidad recolectó más de 2000 firmas que tampoco fueron oídas. La Municipalidad que gobierna el intendente radical Rodolfo Suárez no ofreció más que excusas: desde el municipio les respondieron que “ellos no pueden intervenir”.

Protestar hasta que vuelva el agua

🔴ANOCHE | UN MES SIN AGUAFamilias del Barrio La Favorita de la Capital se encuentran en una situación desesperante.Vecinas y vecinos del Andino, El Triángulo, Chipoletti y asentamientos aledaños no cuentan con suministro de agua potable desde hace un mes."Hemos hecho cientos de reclamos, juntamos más de 2000 firmas y nunca tuvimos una respuesta. No están llegando los camiones cisterna, nuestros niños están con gastroenteritis porque ya no tenemos para darles agua potable y ya no damos más", maniestó Micaela Espósito, vecina de la Favorita y miembro de la organización La Colectiva Mendoza.Frente a la falta de soluciones del Estado, las y los ciudadanos de esa barriada popular se concentrarán hoy, a las 18 hs, frente a los Portones del Parque Gral. San Martín, para exigir el elemental derecho al agua."No queremos represión queremos que nos escuchen", expresaron las vecinas.Video: Gentilezawww.elotro.com.ar#EstamosEnLaCalle

Posted by El Otro Diario on Tuesday, December 18, 2018

 

Ante el gravísimo cuadro de situación sanitaria, la comunidad de La Favorita decidió protestar en las calles del barrio. El lunes en las últimas horas de la tarde, un grupo de vecinas y vecinos se congregó para manifestarse y organizar un plan de lucha. Luego de deliberar, resolvieron trasladar, el martes a las 18 hs, la protesta hacia los Portones del Parque General San Martín, para visibilizar el conflicto que afecta a miles de personas.

Como si se tratara de un simple corte de suministro o baja de presión temporal, Aysam y la Secretaría de Servicios Públicos del Gobierno de Mendoza, emitieron ayer al mediodía un comunicado en el que prometieron la normalización del servicio de agua potable “durante el transcurso de la tarde-noche”, aunque advirtieron que “en algunos sectores puede demorar un poco más la normalización”, por la realización de maniobras, como purgas de cañerías.

La promesa del restablecimiento del servicio generó esperanzas en muchos ciudadanos ya hastiados, quienes decidieron suspender la protesta prevista en la intersección de Boulogne Sur Mer y Emilio Civit, aunque igualmente realizaron una manifestación en el barrio para insistir con la exigencia básica de agua potable. Hasta allí se acercaron medios de comunicación y representantes de la Municipalidad de la Ciudad quienes fueron secundados por camiones cisternas, los cuales, según denunciaron los vecinos, “estaban vacíos y solo los trajeron para la prensa”.

Tras la protesta, EL OTRO dialogó durante la medianoche con Micaela Esposito, vecina del lugar, militante de la agrupación La Colectiva Mendoza, y una de las referentas de la barriada. “Vinieron dos representantes de la Municipalidad a hablar con nosotros, no pudieron garantizar que el agua de los camiones cisternas fuera potable, ni siquiera pudieron aseguran que los recorridos se estuvieran efectuando. Fue una vergüenza y una tomada de pelo que en el momento de la manifestación, llegaran dos camiones vacíos, hubo dos vecinos que lo corroboraron, obviamente porque estaban los medios en el lugar. La verdad es que seguimos sin respuestas”, manifestó indignada Micaela.

Foto: Cristian Martínez
Natacha Eisenchlas, secretaria de Gobierno de la Municipalidad.

 

Foto: Cristian Martínez

 

Foto: Cristian Martínez

A las 12 hs de anoche, el suministro de agua todavía no comenzaba a normalizarse, tal como prometió el gobierno provincial y Aysam. “Estamos esperando a ver qué pasa en la mañana y si no haremos una convocatoria para reclamar por tercer día seguido para que solucionen esta situación intolerable. Pedimos que el Estado se haga responsable, que garantice el derecho al agua, es un acceso básico, tenemos niños enfermos con gastroenteritis, señoras con enfermedades que no pueden vivir sin agua… nadie puede vivir sin agua, obviamente. Pero parece que, como siempre, La Favorita y los barrios vulnerables quedamos invisibilizados y no nos escuchan”, denunció Esposito y agregó: “La solución no es que un camión nos traiga agua, queremos tener agua en las canillas como corresponde, para tener una vida diga, sin agua no vivimos, sin agua nos morimos. No queremos represión, queremos que nos escuchen”.

Falta de infraestructura 

Foto: Prensa Gob. Mza.
Los responsables de Aysam. Al centro, el presidente Richard Battagion y, a su derecha Gerardo del Río.

Este diario consultó a Gerardo del Río, vicepresidente de Aysam, quien reconoció deficiencias de infraestructura para dotar de agua potable a La Favorita, e insistió en que hoy ya debiera normalizarse el servicio.

El funcionario comentó que “se trata de una situación difícil” en la que han estado trabajando desde hace tiempo. “Tenemos dificultades con el transformador que dota de energía al bombeo que trabaja sobre Alto Godoy, que es la planta que suministra a toda La Favorita. Se trata de la zona con mayor bombeo de la provincia, estuvimos trabajando al límite y, por pedido de Edemsa, tuvimos que bajar la potencia y ahora estamos a la espera de nuevos equipos para recuperar la potencia necesaria”, explicó del Río.

Foto: Cristian Martínez

Ante la consulta sobre la urgente necesidad de provisión de agua para las más de 600 familias afectadas desde hace un mes, el funcionario manifestó que la alternativa que existe es colocar un cable especial que, si bien no se conseguía en Mendoza, fue provisto a través de la Cooperativa Eléctrica de Rivadavia.

“Entiendo la situación de las familias, con el calor y más próximos a las fiestas, por eso estamos trabajando para una solución urgente”, concluyó el exintendente del Departamento de Rivadavia, no sin antes advertir sobre la necesidad de no derrochar el agua.


Colecta solidaria

El Bloque de Unidad Ciudadana del Concejo Deliberante de Capital convocó a una colecta de agua potable para ayudar a las familias de La Favorita.

“La situación de la falta de suministro de agua es un problema recurrente e histórico en el barrio, un reclamo que tiene más de 30 años”, explicaron y, ante la urgente situación que viven las familias y la falta de respuesta de las instituciones, solicitaron a la población llevar botellas o bidones de agua potable al Concejo Deliberante de Capital, en horario de mañana o contactarse con el teléfono 2615467587 para pedir que la retiren a domicilio.

 

Sumate a la Comunidad