La Universidad desembolsó más de $ 2 millones para publicitar sus medios públicos -en grandes empresas privadas- durante el 2016. El Grupo Clarín se llevó el 60%. Un modelo comunicacional sin lugar para los débiles.

Foto: Apprentice

La Universidad por otros medios

EL Centro de Información y Comunicación de la UNCuyo (CICUNC) es una dependencia de la Universidad que tiene entre sus objetivos “planificar, gestionar y ejecutar estrategias de comunicación masiva”. El CICUNC cuenta con un verdadero multimedio: el canal de televisión Señal U, la Radio Universidad, el periódico impreso Edición U y la plataforma digital Unidiversidad.

La función del CICUNC es “construir un puente mediático entre la Universidad y la sociedad”, señala ese organismo en su página web. Sin embargo, en la contabilidad concreta de la UNCuyo ese “puente” está alfombrado por millones de pesos de la gente, destinados a medios que ejercen una posición dominante en Mendoza.

Foto: UNCuyo
CICUNC
 

Una investigación de EL OTRO logró determinar que durante el ejercicio contable 2016, la Universidad, en lugar de invertir en sus propios medios, registró por lo menos $ 2 millones de pesos en contratos publicitarios con grandes empresas privadas de radiodifusión, gráfica, diarios y publicidad callejera, sin llamar a licitación ni concurso público.

Captura de pantalla

 

Números que hablan

Del cotejo del Digesto de la Universidad se desprende que el rector Daniel Pizzi, junto a su Secretario de Gestión Económica y de Servicios Alejandro Gallego, firmaron en el último año más de 100 resoluciones autorizando el pago de facturas por servicios de publicidad gráfica, cartelería, vallas y leds, banners digitales, impresión y difusión de suplementos y campañas gráficas y radiales. Los principales beneficiarios en el 2016: los grupos Clarín, Vila-Manzano, Alonso y Terranova.

Foto: Prensa Gob. Mza.
Pizzi, alfil político de Alfredo Cornejo
 

El 59% de las facturas analizadas por EL OTRO corresponden al Grupo Clarín, a través de diario Los Andes, de Hnos. Calle SA. Pizzi y Gallego le reconocieron “de legítimo abono” servicios prestados por $1.299.897,41, en concepto de “módulos de avisos”, “campaña institucional” e “impresión y difusión del suplemento Edición U”. El resto –más de $ 900 mil- se distribuyeron entre las otras tres corporaciones.

Un modelo de comunicación

En lugar de priorizar los propios medios de la Universidad, el resto de los canales de difusión estatales y la comunicación social alternativa basada en la organización comunitaria, la conducción de la UNCuyo replica y fortalece el modelo mediático de concentración y hegemonía.

Basta un ejemplo para ilustrar esa concepción. En todo 2016, la Asociación Comunicacional y Cultural “La Mosquitera” no recibió un sólo peso de la Universidad. Hay que hurgar mucho para descubrir que en abril de 2015 el rector Pizzi autorizó sólo el pago de una factura de $1.500, por “publicidad y difusión” en esa crítica revista barrial de Guaymallén. 

La Mosquitera