Mendoza -

Con presencia de organizaciones sociales, sindicatos, comunidades originarias y delegaciones de distintos países de la región, entre los que se destacaron Paraguay, Venezuela, Bolivia, Chile, Ecuador y Brasil, se realizó en la Facultad de Artes y Diseño la Cumbre de los Pueblos.

Fotos: Cristian Martínez

Fue a pesar de la Universidad Nacional de Cuyo, y el Ejecutivo provincial y nacional, que rechazaron ser parte de la organización del encuentro, aunque una ordenanza interna de 2006 establezca que dentro de la estructura del Mercosur tiene espacio la Cumbre social.

En este punto el decano de la Facultad de Artes y Diseño, Drago Brajak, reconoció la existencia de “presiones” de otras unidades académicas para que retroceda en su decisión de aportar al encuentro al ceder el edificio y las instalaciones.

 

Drago Brajak

Durante cuatro horas, más de 600 personas debatieron en comisiones distintas aristas de la realidad política, social y económica que atraviesa la región. El compromiso de defender los procesos populares que continúan en vigencia en América Latina, como Uruguay, Bolivia, Venezuela, Salvador, Ecuador, Nicaragua, fue una constante del encuentro; como así también la ratificación de la lucha frente al avance de las políticas neoliberales en el resto de los países, principalmente en Brasil y Argentina.

El encuentro, bajo las presidencias honorarias de las presas políticas Milagro Sala y Nélida Rojas, contó con la presencia de personalidades como Oscar Laborde (diputado de Parlasur), Carlos Martínez Mendoza (Embajador de Venezuela en Argentina), Ariel Basteiro (ex embajador de Argentina en Bolivia), Alicia Castro (exembajadora de Argentina en Venezuela) y María Domínguez (titular de las Madres de Plaza de Mayo en Mendoza). Además, se congregaron referentes locales de cerca de cien organizaciones políticas, sociales y sindicales que promovieron esta reunión popular.

Carlos Martínez Mendoza

 

“Estamos peor, hay un deterioro en las condiciones de vida de los latinoamericanos, legislaciones como la reforma laboral de Brasil son gravísimas, las reconocemos como pre peronistas y se percibe un temor generalizado a que esto se traslade al empresariado argentino”, explicó a EL OTRO, Oscar Laborde, diputado de Parlasur y cabeza organizativa de la cumbre popular.

Los países de la esperanza en el contexto regional, según lo que pudo escucharse en las distintas comisiones, son Bolivia, Uruguay, Nicaragua y Salvador. “De ellos habría que tomar experiencia en cuanto a la organización social que se espera”, para frenar lo que se denominó la “recolonización de América Latina”.

 

 

Respecto a los lugares donde se han impuesto gobiernos de derecha, ya sea mediante voto popular como Argentina, o a través de golpe institucional como Brasil, o económico a la manera de Venezuela, el dirigente destacó la “resistencia popular” como herramienta.

“La premura y desesperación de parte del poder por meterlos presos, es porque están convencidos de que no les queda mucho tiempo en el gobierno, desconfían, y hacen bien, de la resistencia popular”, analizó Laborde.