Mendoza -

Las autoridades del Centro de Información de la UNCuyo levantaron el programa radial La Posta. EL OTRO habló con trabajadoras y trabajadores de Radio Universidad.

Foto: UNCuyo
CICUNC

A fines de diciembre de 2016, los pasillos del CICUNC se embanderaban con afiches que decían: “Trabajadorxs en lucha”. Es que las autoridades del Centro de Información de la UNCuyo habían notificado “la no renovación” de contratos a tres compañeros del área. Además habían beneficiado con cargos de planta a “amigos de la gestión” a través de coloquios para efectivizar el personal. Fue así que cesantearon personas, trasladaron a otras y “premiaron” con categorías de planta a los cercanos. Por ejemplo: una categoría 3 al periodista Jorge Fernández Rojas, una 2 al camarógrafo Horacio Villareal y una 7 al editor artístico Juan Villalba, entre otros.

La situación generó mucho malestar entre el personal quienes se organizaron, constituyeron una asamblea y declararon el estado de alerta. Gremios y sindicatos mendocinos acompañaron el proceso.

Foto: UNCuyo
Daniel Pizzi.

El rector Daniel Pizzi, enterado de los hechos, delegó la puesta de paños fríos en Víctor Ibáñez, Secretario de Relaciones Institucionales, Asuntos Legales y Administración, quien es señalado en la intimidad universitaria como “el bombero” que apaga los incendios que genera el desconocimiento de lo público de los coordinadores del CICUNC, Mauricio González y Nacho Castro.

Hoy, a casi un año de aquel conflicto, las autoridades del Centro de Información decidieron levantar el programa La Posta que lleva 25 años en el aire universitario con importante seguimiento y fidelidad de los oyentes.

Silencio de radio

Foto: Gentileza

EL OTRO entrevistó a Silvia Sassola sobre los motivos del final de su programa. La conductora del espacio radial sostuvo que la noticia nunca la recibió de manera formal. “Solo sabía que las autoridades encargadas de la programación harían modificaciones en la grilla del 2018. Solicité entonces un documento escrito con los argumentos de las autoridades, para saber con exactitud los motivos del cese del programa. Los responsables de la toma de decisiones me prometieron ese informe para antes de fin de año. Aún lo estoy esperando”, precisó la periodista, quien además se quejó de no ser recibida por el rector Pizzi, a pesar de haber solicitado formalmente una audiencia.

“Es importante decir que desde 1992 a la fecha pasaron ocho gestiones rectorales y solo la actual encaró, a través de los responsables de los medios de la UNCuyo, los cambios más percibidos por la audiencia”, manifestó Sassola. La periodista se refiere a los espacios del esqueleto diario de la FM. Así es que Café Universidad, con la conducción de Marcelo Ripari y Cuidado con el Perro, a cargo de Rodolfo Fito Suden, desaparecieron de la grilla. Ahora le tocó el turno a La Posta, el espacio donde infinidad de organizaciones sociales y hacedores culturales pudieron mostrar su trabajo.

Menos voces

Foto: Gentileza

Otros trabajadores del CICUNC accedieron a dialogar con este diario, aunque pidieron reserva de identidad. Una de las compañeras de Sassola en La Posta señaló apenada que nunca hubo intenciones serias de reflexionar sobre lo sucedido por parte de las autoridades. “Nos hicieron presentar otro proyecto, y no les importó. Nos duele el desmanejo, el manoseo, el ninguneo, la arbitrariedad”, dijo.

Por su parte, un trabajador de la tarde universitaria que pertenece a otro espacio de la programación, coincidió con su compañera de tareas y denunció persecuciones en el medio público: “También vemos afectada en esta situación la libertad de expresión de cada persona. La intromisión de las autoridades en las publicaciones particulares de los trabajadores en las redes sociales, que derivan en decisiones institucionales, se convierte en persecución ideológica. Estas acciones tienen como objetivo dejar a los trabajadores en estado de vulnerabilidad para generar una posible autocensura a quienes aún se encuentran precarizados. El director de la radio dijo entre pasillos que temía por posibles represalias cuando la noticia del levantamiento se dio a conocer, por el gran apoyo en las redes sociales”.

Los periodistas consultados concuerdan en rotular que el clima en el ámbito laboral es denso, de malestar generalizado. “Se manejan así. Nos hacen hacer cursos para mejorar las relaciones interpersonales pero ellos son especialistas en ‘(in)Comunicación social’. Son una verdadera vergüenza. Y se quejaban de la Cámpora (sic)”, agregó una productora matinal.

Sassola sigue, La Posta no

A la conductora del programa dado de baja ya le fue informada su próxima tarea para el 2018: conducirá un espacio informativo de 13 a 14, de lunes a viernes. El resto de la nueva programación de la radio de la UNCuyo podrá escucharse a partir de marzo.

“La radio siempre tuvo una característica muy especial: todos tenemos puesta la camiseta de la Universidad, porque muchos literalmente la fundamos y pusimos un ladrillo sobre otro. Dejamos sangre, sudor y lágrimas en la búsqueda de protegerla, en momentos difíciles. Lo sembrado en tantos años ha dado sus frutos en las camadas que siguen los pasos con el mismo sentimiento de los que ya somos etiquetados como antiguos. Y contra eso, nada”, concluyo Sassola convencida de su compromiso intacto con las y los oyentes.

 


 

Ficha: La Posta

Contenidos periodísticos, culturales, sociales y universitarios visten la tarde de Radio Universidad.

Micro espacios dedicados a la calidad de vida, economía y diversidad sexual, junto con opinión y análisis, componen este histórico programa de interés general.

Equipo: Silvia Sassola, Raúl Gatti, Noelia Delgado, Laura Altamiranda, Laura Martínez.

Operación Técnica: Roberto ‘Chiquito’ Donaire, Gonzalo Córdoba, Martín Giol y Nicolás Zervos.

Lunes a viernes, de 16 a 19, por 96.5 FM Universidad