Por primera vez en sus 70 años de historia, el pleno de la conducción nacional del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) sesionó en Mendoza. Resolvieron iniciar una campaña nacional contra el Ítem Aula y denunciar al estado provincial, ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por las limitaciones que el polémico adicional impone sobre el derecho de huelga.

El Ítem Aula sigue dando que hablar, y mucho. Este componente salarial es para el gobierno de Mendoza un beneficio destinado a premiar a los docentes que asisten a las escuelas. Sin embargo, todo parece indicar que una franja importante de esos “beneficiarios” no opina lo mismo.

La controvertida medida del gobierno provincial, única hasta ahora en el país, continúa cosechando repudios tanto en Mendoza como a nivel nacional. A tal punto que el Consejo Directivo Nacional del sindicato de los docentes privados se trasladó en pleno, desde Buenos Aires a la Ciudad de Mendoza, para realizar una sesión -sin precedentes- en rechazo del ítem.

Entrevistamos a Mario Almirón, Secretario General de SADOP, quien nos brindó detalles de la reunión de ayer.

14691924_1342998232430295_5247649521569434604_oFoto: Coco Yañez

 

-EL OTRO: ¿Por qué se oponen al Ítem Aula?

-Mario Almirón: Una de las cosas que tenemos que hacer en estos tiempos,  como SADOP, es oponernos a cualquier forma de flexibilización laboral y cercenamiento de derechos. El Ítem Aula se ha implementado en Mendoza, pero a todos nosotros nos daña porque somos un cuerpo en todo el país y mañana, además, puede ser que se trate de implementar en otros lugares. Para otros gobiernos provinciales, y aún para el gobierno nacional, tener un mecanismo que impida la huelga, o que de alguna manera sancione a aquel que la ejerce, es muy tentador.

Yo creo que los conflictos laborales se pueden abordar desde sus causas o de sus efectos. Si uno lo aborda desde sus causas tiene que solucionar el problema de injusticia salarial e injusticia en las condiciones de trabajo, el problema de raíz. Los gobiernos lamentablemente no hacen eso, no atacan el conflicto desde sus causas sino que buscan palear sus efectos. No tratan de solucionar el problema de los salarios bajos de los docentes, lo que hacen es montar un mecanismo represivo para que, aunque haya conflicto, no se pueda expresar. Es por eso que el Ítem Aula se tiene que derogar.

-EL OTRO: Para el gobierno de Mendoza, la puesta en marcha del Ítem Aula logró que bajara significativamente el índice de inasistencia de los docentes ¿Cuál es tu opinión sobre este punto?

-M.A.: Hay una visión errónea en esto, se piensa que a más días de clases, más calidad educativa y a menos días de clases parece que no hay calidad educativa. Parece que es sólo un problema numérico, cuantitativo. La verdad, creemos que esa es una gran falacia. Es cierto que para un ministro de educación, que debería estar preocupado en cómo formamos personas para que sean buenos ciudadanos y que se integren de una manera democrática a la comunidad, parece más importante estar respondiendo a la presión de algunos medios masivos de comunicación y de algún sector de padres que dice: “en cualquier circunstancias yo quiero que haya clases, que mi hijo tenga clases”. Es como que rápidamente se pone al alumno como víctima, por ejemplo de un paro docente, y al maestro como victimario. Y esto no es así, no somos justamente los docentes los que estamos en deuda con los alumnos. Hace diez años cuando el sistema educativo se venía a pedazos, las escuelas siguieron funcionando gracias a los maestros.

14692149_1342998855763566_3886969210810164749_oFoto: Coco Yañez

 

-EL OTRO: Hoy (por ayer) sesionó la totalidad del Consejo Directivo Nacional del SADOP en nuestra provincia. ¿Qué decisiones tomaron?

-M.A.: Lanzamos desde hoy la campaña nacional de concientización y difusión, destinada a la población del todo el país, para informar qué significa el Ítem Aula. Somos doscientos cincuenta mil los docentes privados en el país, más de un millón los públicos, y es probable que en los propios docentes no haya una cabal comprensión y conocimiento de lo que implica el Ítem Aula, ni mucho menos en el resto de la sociedad. Vamos a hacer una campaña de comunicación fuerte, recurriendo a muchos instrumentos (afiches, publicidades), nosotros tenemos una radio por internet, vamos a usar los medios de comunicación masivos desde luego, pero además vamos a militar con nuestros compañeros delegados gremiales para que expliquen, en las más de diez mil escuelas privadas que hay en el país, lo que significa el Ítem Aula.

Lo otro que resolvimos es otorgarle el SADOP un mandato a la FLATEC (Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Educación y la Cultura) para que presentemos una denuncia ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), porque nosotros entendemos que se está violando, por parte de los estados nacional y provincial, la libertad sindical de los docentes privados de Mendoza, que no pueden ejercer libremente el derecho de huelga, porque si lo hacen tienen hasta el 20% de descuento en su salario. Y los derechos, en una interpretación razonable, no pueden ser un catálogo de ilusiones, en donde supuestamente yo tengo derecho a la huelga, pero después resulta que si lo ejerzo me sancionan. Nadie puede ser sancionado si está ejerciendo legítimamente un derecho constitucional.