La incompetencia de la administración Cornejo en la implementación del servicio de transporte público de pasajeros no deja de sorprender. En mayo del año pasado, la Secretaría de Servicios Públicos a cargo de Natalio Mema firmó un convenio con la universidad pública a través del cual otorgaba un subsidio de más de un millón de pesos para la construcción de cuatro paradores especiales que debían estar terminados durante el ejercicio 2018. En diciembre, el gobierno adujo que “vicios legales” dilataron la ejecución. El “error” de Mema comprometió acuerdos similares con las comunas de Las Heras, Godoy Cruz, Guaymallén y Capital para la construcción de casi un centenar de paradores que también brillan por su ausencia.

La sencillez tiene sus tiempos

Foto: Cristian Martínez
El viejo parador de Ciencias Médicas.

Ante la inminente implementación de Mendotran, la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza y la Universidad Nacional de Cuyo celebraron, el 28 de mayo pasado, un convenio específico para la construcción de cuatro paradores urbanos en el campus universitario.

Entre sus argumentos, el convenio pretendía “propiciar la creación de espacios públicos que cumplan con los estándares de accesibilidad, seguridad, confort, mantenimiento e identidad metropolitana del Sistema Intermodal de Transporte de Mendoza”.

Fuente: UNCuyo
Resolución 2908/18

La financiación de la obra correría principalmente por cuenta del gobierno de Mendoza, que comprometió el traspaso de $1.294.684 (casi $300.000 por cada parador). Es decir, una pequeña anécdota en el pregón de la revolución de lo sencillo cornejista.

La condición explicitada en la claúsula quinta establecía su finalización durante el ejercicio 2018, previendo una única prórroga que ya debiera estar vigente.

Al considerar “esencial trabajar en políticas conjuntas para mejorar el bienestar de la ciudadanía” y en el marco de la iniciativa UNICIPIO, el gobierno universitario aprobó el convenio mediante la resolución 2908 (leer aquí) del 27 de agosto pasado.

Foto: Cristian Martínez
Facultad de Ciencias Económicas.

 

Foto: Cristian Martínez
Comedor Universitario.

Como ilustran las fotografías tomadas ayer por EL OTRO, de los nuevos paradores no hay noticias.

Sin embargo, de cumplirse el tratado en algún momento las obras estarán distribuidas en la Facultad de Ciencias Económicas, la Facultad de Ciencias Médicas, el Comedor Universitario y el anexo del Rectorado.

Los vicios de Mema

Foto: Prensa Gob. Mza.
Natalio Mema.

La construcción de paradores urbanos no es exclusiva de la Universidad Nacional de Cuyo. Incluye también, bajo la misma formalidad, a los municipios de Las Heras (12), Godoy Cruz (31), Capital (46) y Guaymallén (4). Siempre con financiamiento provincial y bajo el criterio UNICIPIO, pispeado en aquel prematuro viaje a Barcelona que en 2015 la gestión Pizzi financió a los intendentes radicales del Gran Mendoza, con el fin de homogeneizar la estética urbana.

Al igual que otras tantas demoras y falencias en la implementación de Mendotran, los paradores brillan por su ausencia, a pesar de estar planificados desde hace bastante tiempo.

Fuente: UNCuyo
Plano de los paradores proyectados para la universidad pública.

Todos los convenios en cuestión, al igual que el suscrito con la UNCuyo, datan del año pasado: Las Heras lo rubricó el 27 de abril, Godoy Cruz el 31 de agosto, Capital el 3 de julio y Guaymallén el 23 de abril.

La inexplicable falta de cumplimiento emergió súbita y relativamente enmendada en el Boletín Oficial de nuestra provincia recién el 11 de enero de este año -en pleno caos del sistema público de transporte-, mediante el decreto 2415 (leer aquí) firmado por el Presidente Provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff, producto de las vacaciones del gobernador Cornejo y la vicegobernadora Montero.

Foto: Coco Yañez
Juan Carlos Jaliff.

La norma de Jaliff ratifica la totalidad de los convenios y el correspondiente traspaso de subsidios.

Aunque a los fines de justificar las demoras, expone nuevamente la impericia del Secretario de Servicios Públicos Natalio Mema. A esta altura, el punching ball preferido de propios y extraños, de inexplicable permanencia en el elenco oficialista.

Foto: Prensa Gob. Mza.
Daniel Pizzi, rector de la UNCuyo, y Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza.

Para enmascarar el incumplimiento, el decreto informa que los convenios oportunamente firmados por Mema “adolecen de un vicio leve, en los términos del artículo 57 inciso a) de la Ley de Procedimiento Administrativo” (NdR: haber ejercido atribuciones de índole administrativa de otros órganos, o que no han sido conferidas al órgano que las ejerce ni a otros órganos administrativos), siendo por ello pasible de la subsanación a través de su enmienda por ratificación a la luz de lo previsto en el artículo 77 inciso b) y 78 de la misma normativa, la ley N° 9003 (NdR: Ratificación, en caso de incompetencia, por el órgano competente, con efectos retroactivos).

Es decir, para sortear la picardía leguleya, el gobierno de Cornejo decidió exponer más aún la impericia de Mema y así justificar su incumplimiento.

En otro capítulo más del Mendotransa, los aclamados paradores urbanos plenos de confort, seguridad y alegría, no están. Aunque parezca sencillo.

 

Coaching para sindicalistas en la UNCuyo