En medio de la gravísima crisis económica y social, y mientras la alianza de gobierno implosiona, la vicegobernadora de Mendoza decidió tomarse dos semanas en Europa. Desde la Dirección de Comunicación Institucional del Senado confirmaron a EL OTRO que Laura Montero permanecerá en Barcelona hasta el 28 de agosto. La dirigente radical fue una de las grandes ausentes el domingo pasado cuando Cornejo asumió la derrota electoral.

Laura no está

Laura Montero.
Foto: Seba Heras

Tras el durísimo revés que recibieron Macri y Cornejo en las elecciones del domingo pasado, trascendió extraoficialmente que Laura Montero se habría ido del país y que tendría planeado permanecer en el extranjero durante un mes. EL OTRO consultó a diferentes fuentes de la Legislatura pero ninguna de ellas pudo confirmar la versión. Finalmente, Julio Paz, a cargo de la Dirección de Comunicación Institucional, brindó ayer a nuestro diario la palabra oficial del Senado a través del siguiente mensaje de WhatsApp:

Captura de pantalla: WhatsApp | 14/8/19

En principio resulta sumamente indignante e irresponsable que Laura Montero, la segunda autoridad política más importante de Mendoza, haya decidido tomarse medio mes de licencia en la cara Barcelona, en momentos que las mendocinas y mendocinos sufrimos las gravísimas consecuencias de una crisis económica y social provocada por la misma alianza de gobierno a la cual ella pertenece.

Es una cínica paradoja: en este crudo invierno las y los trabajadores verán licuados su ya castigado poder adquisitivo, por la segura escalada inflacionaria provocada por la megadevaluación de esta semana, mientras la vicegobernadora gozará de su visita veraniega a una extraordinaria ciudad española donde cada euro cotiza hoy a 67 pesos argentinos.

Captura de pantalla: aerolíneas.com | 15/8/19.
Cotización de pasaje ida y vuelta Mendoza-Barcelona.

El vuelo al “primer mundo” de Montero, que hoy cuesta más de $100.000 en la aerolínea de bandera, tampoco está a la altura de las necesidades institucionales de la hora. La ciudadanía reclama de sus gobernantes el máximo compromiso para ponerse al frente de los problemas acuciantes de la sociedad. Sin embargo, la Cámara Alta que ella misma preside permanece prácticamente paralizada por la campaña electoral, y ahora sin la presencia de quien la conduce, como si la provincia no requiriera leyes urgentes que lleven alivio a los casi 1,8 millones de personas que viven en Mendoza, quienes en su mayoría sortean la diaria a duras penas y no pueden siquiera pensar en la posibilidad de unas modestas vacaciones que ya han sido frustradas por la inflación galopante y los tarifazos irracionales impulsados por los gobiernos nacional y provincial.

Laura se fue

Los principales referentes de la UCR reconocen que perdieron frente al peronismo en las últimas PASO. Montero no estuvo presente.
Foto: Cristian Martínez.

El abandono de Montero de la provincia llega en el momento más crítico de la sociedad política entre el PRO liderado por Macri y la UCR conducida por Cornejo. Es un secreto a voces que la relación entre el gobernador y su vice es pésima. Pese a la conducta diplomática de la ingeniera para simular lo contrario, el último domingo Montero dio un claro gesto político de quita de respaldo a su superior institucional al ausentarse del comité radical para asumir la derrota de la alianza gobernante en las PASO presidenciales y de diputados nacionales.

El desplante, cuando las principales figuras oficialistas tuvieron que poner sus caras adustas para hacerse cargo de la caída, no pasó desapercibido para nadie aunque fue coherente con la total falta de protagonismo de la vicegobernadora en una campaña monopolizada por Cornejo como actor excluyente.

Señal U | UNCuyo.
Captura de video.

Si se revisan las activas y patrocinadas redes sociales de Montero se evidencia que su comunicación oficial de las semanas previas a las PASO estuvo centrada fundamentalmente en su agenda legislativa, manteniéndose ajena a cualquier actividad proselitista, a diferencia de elecciones anteriores. Las únicas imágenes electorales publicadas son las distendidas fotos de la emisión de su voto y, posteriormente un breve comunicado de “el día después” en el que no asumió ninguna responsabilidad personal en la derrota y llamó a la reflexión a “toda la dirigencia”.

En ese último mensaje antes de volar a Cataluña, Montero, quien meses atrás sonó como una posible candidata a vicepresidenta de Macri, señaló que “la crisis que atravesamos, y que castiga a la gente, requiere más humildad y responsabilidad para construir la Argentina de nuestros hijos”.

Foto: Facebook Laura Montero | 11/8/19.

Si no fuese tan serio, la hipocresía política de la vicegobernadora parecería un chiste de la Revista Barcelona, que justamente se presenta con sarcasmo como “una solución europea para los problemas argentinos”. Quizás sea eso lo que Montero fue a buscar a tierras mucho más calmas que una provincia convulsionada y con futuro incierto.

 

La mujer invisible

Caso Venier: Montero y el mito de la “vida privada”