Luego de las presentaciones en las ciudades de Buenos Aires y La Plata, “Piano canción”, el nuevo disco de Olalla y Guyot, llega a nuestra provincia. En diálogo con EL OTRO, el poeta y cantor de 34 Puñaladas anticipa el concierto de mañana en Mendoza.

Foto: gentileza

“Piano canción” comenzó a rodar. El disco, virtual por ahora, de Elbi Olalla y Alejandro Guyot ya sonó en la CABA y La Plata. Antes de la gira por Chile, este miércoles se estrena en el Auditorio del Colegio Profesional de Ingenieros y Geólogos de la capital mendocina. Los invitados son Ezequiel Acosta, Gerardo Lucero y el colectivo Microtango.

“Fue alucinante, como un cumpleaños con amigos tocando, un disfrute absoluto”, nos cuenta Guyot del otro lado del teléfono. Es mediodía de lunes y todavía permanece la fascinación en la voz del fraseador, cuando EL OTRO le pide sus sensaciones acerca de los toques del último fin de semana.

¿Cuál fue el plan para el primer concierto de este nuevo disco?

La idea, que vamos a mantener en todos los conciertos, fue presentar todas las canciones del disco. Para Café Vinilo en particular se armó una pequeña orquesta para algunos temas en especial, en los que participaron Julio Coviello, Edgardo González, Gonzalo Lesta, Bruno Giuntini, Violeta García y tuvimos el lujo de contar con la presencia de Diego Vainer, quien hizo una selección previa de sonidos que sacó de nuestro disco, los procesó en su computadora y los disparó en la presentación durante una increíble versión de “Héroes” de David Bowie.

Sonaron algunas canciones solo vestidas con el traje del piano y a otras, como “Viejo Bar” o “Everybody knows” de Leonard Cohen adaptada al lunfardo por Elbi, le sumamos la orquesta de amigos.

Foto de archivo: Seba Heras
Julio Coviello fue uno de los músicos invitados en Café Vinilo.

La primera sensación que tuvimos, al encontrarnos solo con tu voz y el piano de Elbi, es que se abre la posibilidad de descubrir otras facetas de interpretación quizá menos advertidas en grabaciones de bandas y orquestas de las que ustedes forman parte.

Totalmente. A Elbi esta grabación la expone de una manera que realmente es un placer escucharla. El disco la obliga a despojarse del mandato de comandar una orquesta o una banda, a liberarse por completo, manejar los tiempos y empezar a sugerir y dialogar con lo que yo también propongo. A mí me da la posibilidad de jugarla al “crooner criollo”, para decirlo de alguna forma, donde obviamente que están las referencias icónicas del tango como Gardel, Corsini, Charlo… pero también puedo coquetear con referencias más colaterales como Tom Waits, Nick Cave u otro tipo de cantantes que han sacado discos más centrados en el piano y la voz.

Es un disco que tiene mucho del vivo, de la situación de juntarse a tocar, y tiene mucha nocturnidad de alguna manera, porque lo grabamos en dos noches en el barrio de Almagro, en el living de Diego Vainer, un estudio precioso pero que a la vez es su casa y no está acustizada. Teníamos que esperar después de las doce de la noche para empezar a grabar y mientras tanto nos sentábamos a charlar, tomar vino y unos tés exóticos que Vainer se trajo de una gira.

El disco tiene ese pulso nocturno, noctámbulo, de Almagro.

Foto: gentileza

Para nosotros “Piano canción” marca un evidente punto de madurez poética, compositiva e interpretativa de ambos. ¿Lo percibís así?

Es un disco que ha ido madurando junto con la amistad, con la confianza, a fuerza de conciertos compartidos entre 34 puñaladas y Altertango, las recaladas nocturnas, las charlas acerca de discos, música, cine, teatro, libros, charlas existenciales… Esa es la antesala de todo este disco.

Este fin de semana, cuando lo escuchábamos en You Tube, nos cruzamos, casualmente o no, con un concierto de Tony Bennett y Bill Evans. Encontramos muchos puntos en común, una respiración compartida, guiños, esos silencios que esperan al otro…

Claro, de hecho Bennet fue uno de los que escuchamos cuando preparábamos el disco. También seguimos el discazo “All days are nights: songs for Lulu” de Rufus Wainwright, música de Jarvis Cocker y el Chilly Gonzales, y también, por supuesto, intérpretes del género como Virgilio Expósito y María Graña con Pablo Estigarribia.

Además con Elbi se dio eso de “Che, mirá este tema, ¿lo conocés a este tango?”, ver cómo es y la decisión de “¡Vamos, hagámoslo!” Así fue, por ejemplo, con “Corazón delator”, probamos a ver qué onda y en un momento nos cebamos y nos propusimos hacer una versión de “Héroes” de Bowie porque ameritaba despojarnos de toda la cuestión sónica, ir al mínimo, al átomo de la canción y hacerla explotar a base de pianazos.

Foto de archivo: Seba Heras

Gerardo Lucero y Ezequiel Acosta de Altertango acompañarán la presentación de “Piano Canción” en Mendoza.

Foto de archivo: Seba Heras

El miércoles te venís a Mendoza con el disco virtual bajo el brazo. Además de vos y Elbi, ¿habrá músicos y cantores invitados?

Sí, vamos a contar con la presencia del colectivo Microtango, que son unos capos, con quienes vamos a cantar algunos tangos en formato dúo. También va a estar Gerardo Lucero, el fuelle de Ezequiel Acosta y creo que lo vamos a llevar a Pablo (Conalbi) para que toque alguna percusión aunque sea informalmente.

La idea es aprovechar esta excusa del disco mínimo en formato piano y voz para ir a cada lugar, cada ciudad, e interactuar con los músicos locales, que es una de las cosas más divertidas. Para cada punto en que nos presentamos, Elbi se armó un despliegue de amigotes, lo cual me encanta.

Para mí es un alegrón inmenso ver cómo, lejos de ser una moda pasajera como en algún momento se sospechó que podía ser, el tango es un fenómeno que se está multiplicando, expandiendo, ramificando y reconociendo por todo el país. Sin dudas, Mendoza es uno de los puntos más fuertes de este fenómeno, donde uno ve cómo generaciones posteriores a la nuestra se comprometen con la música, graban discos y son sumamente creativos en la manera de llevar sus proyectos adelante. Eso es muy importante en momentos en que hay que enamorar al público para que te venga a escuchar.

 


 

FICHA

“Piano Canción – Alejandro Guyot & Elbi Olalla
Lugar: Auditorio del Colegio Profesional de Ingenieros y Geólogos – (Mitre 617, Ciudad de Mendoza)
Día y hora: miércoles 14 de marzo – 21.30 hs.

Descuento especial: entradas 2×1 para miembros de la Comunidad El Otro.