Luego de la denuncia pública que puso en evidencia la transferencia de $800.000 del rectorado de la UNCuyo a la agrupación estudiantil Franja Morada, el Rectorado de Daniel Pizzi recalculó la maniobra financiera. Detrás del disfraz de un “préstamo”, la universidad financia un congreso a la medida de Cambiemos.

“Posibles gastos”

El 5 de julio, la secretaria de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de Ciencias Económicas, Estefanía Villarruel, presentó una nota ante las autoridades del Rectorado para solicitar $800.000 en concepto de “Adelanto Responsable para hacer frente a los posibles gastos que ocacione (sic) la organización del 33° Congreso Nacional de Administración, Contabilidad, Economía, Turismo y Logística orfanizado (sic) por el Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas”.

El trámite de apurada redacción, incluido en el Expediente N° 13530/17, recibió un tratamiento exprés. El 7 de julio, según consta a fojas 2 de esa pieza administrativa, el responsable de la Secretaría Económica y de Servicios, Héctor Smud, autorizó sin más la totalidad de la suma solicitada por Villarruel.

Evidentemente, la premura con que se resolvió el “adelanto a responsable” de cientos de miles de pesos, desde las oficinas del rector Daniel Pizzi hacia la caja de la decana de Ciencias Económicas Esther Sánchez, no estuvo sellada por una nota simple sin ningún respaldo documental, sino por el peso político de la agrupación estudiantil oficialista Franja Morada.

Numerosos centros de estudiantes y autoridades universitarias de la UNCuyo repudiaron el manejo arbitrario de los fondos públicos en la Universidad. “Es notable la discrecionalidad con la que la UNCuyo destina los fondos de los que dispone. Son sobrados los ejemplos en los que estudiantes, docentes, graduados y no docentes han solicitado un aporte al Rectorado para realizar actividades de interés general y la respuesta ha sido negativa o sencillamente no ha habido resolución. Sin embargo, Franja Morada recibe inmediata respuesta favorable y un premio de 800 mil pesos: la UNCuyo solo demoró 24 horas en aprobar los fondos que serían supuestamente destinados a un Congreso”, denunciaron en un comunicado difundido el 22 de agosto.

Aguantame ochocientas lucas

Foto: Cristian Martínez
Jorge Barón

El miércoles pasado sesionó el Consejo Superior de la UNCuyo. El tema central de discusión fue el financiamiento del congreso de Económicas. La reunión fue encabezada por el vicerrector Jorge Barón, ante la ausencia del rector Daniel Pizzi, de viaje por México.

EL OTRO pudo constatar la evidente tensión interna y la soledad de la decana de Económicas al momento de sostener sus argumentos. Mientras todas las autoridades de las distintas facultades permanecieron en silencio, excepto la decana de Educación, los consejeros graduados y estudiantes de Agrarias, Filosofía y Letras, Artes, Ciencias Políticas, Ciencias Aplicadas, Ingeniería, e incluso de la Agrupación Sinergia de Económicas, cuestionaron el uso político de los fondos de la Universidad.

Foto: Cristian Martínez

Esther Sánchez, decana de la Facultad de Ciencias Económicas, explicó que los $800.000 transferidos desde el Rectorado hacia esa facultad es “una solicitud de un préstamo que va a ser devuelto en una fecha cierta, que es cuando finalice el congreso”. Además, la académica dijo que la “normativa supletoria aplicable es la de los fondos rotatorios” y que el seguimiento del trámite se basará en esa reglamentación.

Por otro lado, Sánchez manifestó que este tipo de préstamos tiene antecedentes. Hizo mención imprecisa a congresos de 1998, 2005 y 2011, y que en estos dos últimos casos el dinero provino del Ministerio de Turismo y de la Fundación de la Universidad, respectivamente. “En cada una de esas oportunidades ha habido anticipos, no en todas las oportunidades ha sido la Universidad que ha dado estos fondos, a veces ha habido fondos de otros organismos”.

“No tengo acá, en este momento, la documentación, digamos, la resolución o el comprobante de quiénes financiaron y cuánto financiaron, en su momento, los congresos”, se excusó la decana, e inmediatamente corrigió sus términos: “No financiaron, hicieron préstamos”.

Fojas más, fojas menos…

Foto: Cristian Martínez

El consejero estudiantil Ignacio Sarmiento cruzó a Sánchez con algunas preguntas y consideraciones. Previo a aclarar que no estaba en contra del congreso académico que se organiza en Económicas, planteó su crítica a la forma en que se realizó la solicitud de los fondos. Sarmiento precisó que el Expediente 13530, donde se tramita el dinero, constaba de dos fojas el 17 de agosto (a las 10:20 hs., cuando él realizó una consulta en el sistema oficial), y que en los días posteriores se le adicionaron cuatro hojas más.

“La primera (foja) es el pedido elevado por la secretaría de Asuntos Estudiantiles y la segunda es la imputación y la autorización del pago. Me gustaría saber entonces, o poder ver y analizar el expediente que tiene el señor vicerrector para ver si realmente tenía dos o seis (fojas) o, más allá de la cantidad de hojas, la información que hay dentro del expediente”, inquirió Sarmiento, y pidió explicaciones sobre la suma de dinero destinada al congreso. Para el consejero, si se dice que son dos mil estudiantes aproximadamente los que concurrirían al encuentro, a razón de $300 por inscripción, faltarían $200.000 para cubrir el giro que hizo el Rectorado a la Facultad.

Hay que remontarse a 2015 para encontrar un antecedente de erogación de seis cifras destinadas a un Congreso.  En septiembre de ese año, mediante la Resolución N° 3339, Pizzi destinó $125.000 para pagar dos ómnibus que, vaya casualidad, Franja Morada utilizó para trasladar a los estudiantes de Derecho a un congreso que se realizó en la Ciudad de La Plata. Aún en esta situación no hubo anticipo ni “préstamo” para gastos indefinidos, sino la erogación ante la factura concreta.

Se nota mucho

Foto de archivo: Prensa Gob. Mza.
Pizzi, Cornejo y Sánchez

Barón no exhibió el expediente en la sesión del Consejo, con lo que se podría haber zanjado la discusión de inmediato. La razón es más que obvia. El asunto se les fue de las manos. Tras el escándalo público, que tuvo eco incluso en la prensa oficialista, las autoridades administrativas del rectorado están “maquillando” la maniobra, floja de papeles, para que adopte las formalidades que justifiquen una movida financiera sin precedentes.

De acuerdo a lo resuelto por el máximo órgano de la Universidad, la Comisión de Finanzas comenzará esta semana a analizar la documentación bajo sospecha. Entretanto, la Regional Mendoza de Franja Morada, que no participó de la última sesión del Consejo Superior, difundió en Facebook una “carta abierta” para aclarar “ciertos dichos e injurias reproducidos por agrupaciones representantes del kichnerismo universitario”. La Franja puntualizó que “como propulsores de la transparencia y una de las partes organizadoras (del congreso), nos comprometemos a garantizar la devolución del dinero prestado a la facultad”.

Foto: Facebook Franja Morada
Martín Lousteau viene a Mendoza, de la mano de la Franja.

Además, la organización estudiantil, que se reivindicó como “defensores de la Excelencia” (sic), resaltó que el encuentro académico de Económicas contará con la participación de personalidades como el ex embajador macrista Martín Losteau, el economista macrista Martín Tetaz, la funcionaria macrista Ercilia Nofal, el diputado macrista puntano Alejandro Cacace, y Lisandro Nieri y Gabriela Testa, ambos miembros del gabinete provincial del macrista Alfredo Cornejo.

Por más que la maquillen, la mona vestida de seda, mona queda.