Mendoza -

El mini festival que sonará este viernes en el centro cultural Julio Le Parc reúne a Ozono, Quemando Flores y Ambiencia. En una terraza dialogamos con la banda del barrio ATSA, bajo un cielo amenazante. 

Fotos: Seba Heras

Facu Sarmiento, Marcelo León, Renzo Lira, Álvaro Atencio y Emiliano Centenaro.

Ambiencia lleva casi dos años de rodaje sobre la base de las canciones que su bajista, Marcelo León, compuso para el primer EP. El más chico, Renzo Lira, “ponía el ampli al palo después de la siesta” y todo el barrio ATSA podía escuchar las canciones que interpretaba con su guitarra. Marcelo caminó algunos metros y le mostró su trabajo. La respuesta de Renzo fue directa: “A la vuelta del colegio paso por tu casa y vemos las canciones”. Los dos empezaron a reunirse para trabajar el material del “león” de la banda y al poco tiempo sumaron a Álvaro Atencio.

La batería estaba faltando y Marcelo pensó en un viejo conocido. El Facu Sarmiento empezó a tocar, entre otras bandas, con Ambiencia. Poco a poco, el vínculo se estrechó y el batero que suele juntarse con Igualitos, comenzó a una de las bases fundamentales del grupo.

Algunos meses atrás, Franco Pasquier sumó su guitarra y algunas percusiones a la banda. Se completó el quinteto, en un año fundacional que culmina con muchos toques en la espalda, y una despedida de 2017 junto a bandas amigas en el espacio de arte que el verano pasado supo contener a una colonia de vacaciones.

¿Dónde se grabó este EP que están tocando?

Marce León: En mi casa. En mi home studio. Me compré una plaquita, tenía mi compu y la dejé en condiciones, instalé un porgrama y de ahí tuve la posibilidad de grabar una guitarra. Me ponía los auriculares y estaba en mi mundo. Agarraba el bajo, el teclado y empecé a armar canciones. Cuando tuve ocho temas salí a buscar a los pibes.

Están en una casa que es de una familiar de Emiliano Centenaro, integrante de Ozono ¿Cómo les va con la cooperación entre bandas?

Facu: En la escena independiente nos relacionamos con muchas bandas y lugares. No tener compromisos nos da la libertad para generar las fechas y las bandas con las que queremos tocar. Militamos eso. Queremos hacer música y seguir creciendo, entre todos.

¿Cómo se llevan con lo oficial?

Facu: Es bastante burocrático, te dan una fecha diferida tres meses y hay que facturar. Nosotros no tenemos factura por lo que tuvimos que pedirle la gauchada a un amigo músico. Además, luego de facturar suele atrasarse bastante el pago, también.

Son los gobiernos de turno los que se deben responsabilizar. Hoy son estos y en otro momento fue el gobierno anterior que se abrió de gambas con el pago de varios músicos. Hoy no es agradable arreglar un toque, darlo y juntarse con el dinero fruto de ese toque 90 días después, pero lo hacemos igual porque este año tuvimos el objetivo de tocar todo lo posible.

Franco Pasquier, Facu Sarmiento y Marcelo León

¿Por qué hacen música?

Facu: La música es arte y como arte es una herramienta de transformación de lo social, es sanador, más allá de lo monetario. Así como ustedes pueden poner plata de sus bolsillos si hace falta para una nota, nosotros la ponemos para ensayar y nadie nos da un mango, pero la satisfacción del amor que te da la música vale los esfuerzos.

Marcelo: Cuando agarré la guitarra no pensé “voy a hacer música”. Simplemente es un camino que fluye. Me hace muy bien y creo que, a diez años de haber empezado, sin la música me sentiría vacío.

Renzo: Es como un cable a tierra. Me saca muchas cosas malas de mí y además es un idioma para comunicarse con otras personas. Podés comunicarte sin hablar, y eso está buenísimo.

Álvaro: Recién a los 15 me regalaron mi primer teclado y tiempo después le encontré el sentido a pasar horas tratando de tocar una canción o armar una melodía. En un momento le llegué a agarrar el amor que hoy siento tocando.

Franco: Es un placer muy grande, aunque para mí implica una sensación de incertidumbre respecto de si estás listo o no, si llegaste a un nivel que es aceptable para vos o no. Pero no me siento incómodo con esa incertidumbre porque siempre estás creciendo hacia algún lado. Desde los 17 vengo tocando con dos amigos que tengo acá y a los 22 me lo tomé más en serio.

¿Qué bandas están escuchando ahora?

Renzo: Yo escucho de todo. No tengo ninguna definida, de un Rubén Rada a un Ricardo Iorio, y siempre que haya un solo de guitarra me prendo.

Marcelo: Yo también escucho de todo, pero este último mes me he estado matando bastante el cráneo con el último disco de Queens of the Stone Age. Cada vez que lo escucho le encuentro algo que no había visto.

Facu: Esta semana estuve escuchando a unos amigos de acá de Mendoza que se llaman Thetestables y tienen su disco nuevo “Terrorismo cultural” que lo presentan el 21, en el salón Titanium de Godoy Cruz.

Franco: Yo me he enroscado con el disco nuevo de Residente y sus nuevas letras y con una banda de Buenos Aires que se llama Los Espíritus.

Álvaro: Yo últimamente he estado escuchando Bigger, que es una banda de Buenos Aires y a Octafonic que es un octeto que suena muy bien.

¿Qué esperan del toque del viernes?

Álvaro: Es la fecha más importante de lo que nos queda porque la venimos preparando hace tres meses, así que le vamos a poner mucha garra.

Facu: Las expectativas son buenas porque la gente que escucha Ambiencia nos da devoluciones positivas y constructivas.

Franco: También comienza a ser la posibilidad de empezar a tener un público que quiera ir a ver la banda. Le vamos a poner todo.

 


 

Ambiencia toca junto a Ozono y Quemando Flores este viernes 8 de diciembre en el centro cultural Julio Le Parc, con una entrada general de $100.