En las salas de espera del Hospital Scaravelli y los Centros de Salud de Tunuyán abundan los carteles anunciando la suspensión o falta de servicios médicos esenciales. La restricción de controles pediátricos muestra el rostro más perverso de los recortes.

SALUD: CUANDO EL AJUSTE ES UNA "EPIDEMIA"

SALUD: CUANDO EL AJUSTE ES UNA "EPIDEMIA"“A partir del primero de junio se ha iniciado la campaña de invierno. Este año tenemos estadísticas e información de una epidemia que va a venir, o que ya tenemos en la República Argentina, que va a ser de cierta severidad. Por lo tanto, estamos en toda la provincia y todo el país, tomando medidas para que tomemos todas las precauciones para que no tengamos complicaciones que puedan ser muy graves”, anunció el médico Carmelo Fazio, responsable del principal hospital del Valle de Uco, ante las cámaras de Canal 8 de esa región.La restricción de servicios elementales, de acuerdo con las fuentes consultadas por EL OTRO, no se debe al aumento de enfermedades respiratorias, previsibles para esta época del año, sino fundamentalmente a la falta de personal médico para la atención de niños y niñas, condicionada por el ajuste presupuestario que impide incorporar más profesionales en períodos de crecimiento de demanda, o imposibilita el reemplazo de personal con licencia.Video: Canal 8 Valle de Uco | 11/6/2018Leer más >> http://www.elotro.com.ar/salud-cuando-el-ajuste-es-una-epidemia/#EstamosEnLaCalle

Posted by El Otro Diario on Sunday, June 17, 2018

 

La semana pasada, el director del Hospital Regional “Antonio Scaravelli” de Tunuyán anunció la restricción de controles pediátricos preventivos, los que quedaron reducidos a las consultas de una sola médica, un día por semana.

“A partir del primero de junio se ha iniciado la campaña de invierno. Este año tenemos estadísticas e información de una epidemia que va a venir, o que ya tenemos en la República Argentina, que va a ser de cierta severidad. Por lo tanto, estamos en toda la provincia y todo el país tomando medidas para que tomemos todas las precauciones para que no tengamos complicaciones que puedan ser muy graves” (sic), anunció el médico Carmelo Fazio, responsable del principal hospital del Valle de Uco, ante las cámaras de Canal 8 de esa región.

La imprecisa y alarmante definición de “epidemia”, utilizada como argumento por Fazio para la disminución de servicios médicos esenciales, no se condice con la realidad. EL OTRO consultó con distintos profesionales de la salud pública y buscó información en los diferentes portales sanitarios de organismos oficiales, tanto nacionales como de la provincia, y no halló testimonios ni información fidedigna que ratifiquen que la Argentina o Mendoza estén atravesando o esperen una epidemia, tal como irresponsablemente afirmó el director del Hospital Scaravelli.

No obstante, durante la madrugada del último miércoles este diario concurrió al nosocomio valletano para constatar de primera mano la situación de este hospital, que por su carácter regional, atiende a pacientes de Tunuyán, San Carlos y Tupungato, tres departamentos que conforman una región de más de 115 mil habitantes.

Foto: Prensa Gob. Mza.

La primera percepción que se tuvo fue cruda y categórica. A las 4.30, más de 30 personas aguardaban fuera del Hospital, con temperaturas bajo cero, a que se abrieran las puertas para poder obtener un turno de las diferentes especialidades.

“Venimos de Vista Flores, desde las cuatro que estamos acá. Necesitamos un turno para una obstetra”, le manifestó a EL OTRO una mujer embarazada, quien junto a su hijo y su esposo esperaban delante las puertas cerradas. La paciente explicó a este medio que todos los meses se trasladan 20 km, desde Vista Flores hasta la Ciudad de Tunuyán, para hacer los controles de embarazo, porque la médica que la atendía cerca de su casa se tomó licencia. “Acá, si venís temprano conseguís turno, pero me tengo que venir con mi esposo porque él maneja y no hay colectivo, y me traigo a mi hijo porque no tengo quien me lo cuide”, se lamentó la joven, mientras su niño de diez años le pedía una galleta, sentado sobre las baldosas y tapado con una manta.

Si todo sale bien, la mujer embarazada de 15 semanas será atendida a las 9 de la mañana, cinco horas después de su fría vigilia. En cambio, para otros la situación se presenta incierta. “Yo estoy desde las dos y media, necesito un turno para el Dr. Acuña, que es especialista en nariz, garganta y oído”, explica otra mujer que se encuentra primera en la fila. “Dan muy poquitos turnos para el doctor, no sé si quedarán cuando me toque”, nos dice escéptica.

El frío es insoportable. A las 5 se abren las puertas del Scaravelli y las y los pacientes podrán resguardarse. Aún no comienza la atención de turnos, pero son recibidos por carteles que informan los servicios faltantes y suspendidos. “Dermatología, no hay hasta nuevo aviso. Colposcopia y PAP, no hay hasta nuevo aviso”, dice en una columna junto a la ventanilla de recepción. Similares noticias encontrarán en puertas y paredes de otros pasillos.

¿Mejor curar que prevenir?

Foto: Prensa Gob. Mza.
En 2015, el ministro Giacchi (izquierda) puso en funciones a Fazio (centro) y a Rodolfo Guillén (derecha), responsable de los centros de salud de Tunuyán.

La cartelería coincide con los anuncios periodísticos del director Carmelo Fazio, pero la situación de la salud infantil es aún más preocupante que lo que dijo por televisión. La restricción de servicios elementales, de acuerdo con las fuentes consultadas por EL OTRO, no se debe al aumento de enfermedades respiratorias, previsible para esta época del año, sino fundamentalmente a la falta de personal médico para la atención de niños y niñas, condicionada por el ajuste presupuestario que impide incorporar más profesionales en períodos de crecimiento de demanda, o imposibilita el reemplazo de personal con licencia o que haya sido dado de baja, por diversas causas.

En este contexto, el director del Hospital decidió, bajo la excusa de la “emergencia”, recortar la atención preventiva. Según un cartel informativo colocado en la puerta del establecimiento, la atención de niños sanos se ajustó a una médica, que atiende únicamente a recién nacidos y menores de un año, un día a la semana.

Foto de archivo: Prensa Gob. Mza.

El control de niños sanos permite, entre otros importantes beneficios, la detección precoz de enfermedades en los más pequeños y mejora, obviamente, las posibilidades de diagnósticos tempranos y tratamientos más eficientes.

Debido a la importancia de la salud pediátrica preventiva, la Anses estableció que, para el cobro de la Asignación Universal por Hijo, las y los beneficiarios de este derecho deben acreditar, además de la asistencia escolar, controles de salud y vacunación, “completado y firmado por un médico matriculado en un hospital, salita o centro de salud”, según reza en la página web del organismo.

Foto: Prensa Gob. Mza.
Elisabeth Crescitelli, ministra de Salud de Mendoza.

El anuncio de la suspensión de los controles en Tunuyán alertó a la población. Fazio intentó llevar calma: “A veces hay problemas (con las madres) por el tema de subsidios o entrega de leche, les damos el certificado que el chico que, por este motivo que estamos aduciendo, no lo tiene, pero que la madre ha concurrido al hospital. Por lo tanto no van a tener ningún tipo de problema, ni legal, ni sanitario” (sic), expresó el director.

No hay, no hay… Hasta nuevo aviso

Cartel en la puerta del Centro de Salud de Colonia Las Rosas.

La falta o disminución de servicios médicos en el Hospital Scaravelli también se padece en los distritos del departamento de Tunuyán. Los centros que dependen del Ministerio de Salud de la provincia, no solo han restringido el control de niños sanos sino que además disminuyeron la atención en servicios como Ginecología, Obstetricia y Nutrición.

Centro de Salud de Vista Flores. Servicio de Nutrición.

 

Centro de Salud de Vista Flores. Servicio de Ginecología y Obstetricia.

A diferencia de Carmelo Fazio, los responsables de los Centros de Salud parecen ser más explícitos y directos al momento de explicar las causas de las deficiencias sanitarias. “Quedan suspendidos controles sanos a mayores de dos (2) años. Debido a la cantidad de enfermos y a la falta de pediatras, hasta nuevo aviso”, dicen dos carteles en la sala de espera del Centro de Salud N° 98 de Vista Flores, firmado por la médica responsable.

Centro de Salud de Vista Flores.

 


Leer más:

Revolución de lo sencillo: ¿cómo reciclar una morgue?