Este miércoles 22 de mayo se le otorgó media sanción en la Cámara de Senadores a la Ley Mercedes Sosa, el proyecto que establece un cupo femenino del 30% en los escenarios de los festivales musicales de todo el país. Artistas de toda la Argentina hicieron posible este avance, pero la fuerza mendocina puesta en este proyecto a nivel local habla de una tierra gestante de mujeres que luchan, y de algunos hombres olvidadizos…

Foto: Suena Tremenda
Los votos de cada senador y senadora.

Por mucho que le duela al organizador del Cosquín Rock, José Palazzo, quien dijo que “no hay suficientes mujeres talentosas”, las pibas están cada vez más cerca de asegurar su merecido lugar frente a los micrófonos de todo el país. El proyecto de ley fue presentado por la senadora de Unidad Ciudadana, Anabel Fernández Sagasti, quien junto a un gran número de artistas impulsa esta iniciativa desde 2018. Fue aprobado en el Senado de la Nación con 50 votos a favor y uno solo en contra (el salteño macrista Juan Carlos Romero).

En Mendoza la Colectiva de músicas GRITA, el MIMM (Movimiento Independiente Mendocino de Músicos), el espacio Suena Tremenda, FemiNoise y las integrantes de Fem Festival acercaron en diciembre de 2018 un proyecto de ley a nivel local de la mano de la senadora por Unidad Ciudadana, Andrea Blandini, que todavía no fue tratado en la Legislatura. Es importante rescatar que en Guaymallén el concejal Luis Francisco (PJ) también presentó un proyecto de ordenanza para establecer el cupo femenino en los escenarios de su departamento.

Foto: Coco Yañez
Diciembre de 2018 | Presentación en Mendoza del anteproyecto de ley de cupo de mujeres en los escenarios. Gina Luco de Suena Tremenda.

Hace años que en nuestra provincia las mujeres músicas luchan por más espacios en la escena. Un ejemplo muy claro de los destratos a los que se exponen las artistas mendocinas ocurrió hace menos de un mes, el 28 de abril exactamente, cuando desde la Municipalidad de Mendoza se organizó un “homenaje al rock mendocino” en el teatro Gabriela Mistral, en el que destacaron a figuras como Goy de Karamelo Santo, Marciano Cantero de los Enanitos Verdes, Exe Stocco de Pasado Verde y Mauro Ferrari de La Skandalosa Tripulación, entre otros. Pero por un descuido, tal vez, dejaron afuera a todas las mujeres mendocinas que gestaron el rock de esta provincia.

La colectiva de músicas GRITA reclamó a la organización de este homenaje la presencia de la Turca Naldi, Verónica Araya, Silvia Mechulan, Bibiana Fernández, Leonor Poblete, Amalia Alessio, Cecilia Díaz, Mariela Contreras, Myriam Belfer, Patricia Lozano, Elbi Olalla, Victoria Di Raimondo y Estela Vera. Fueron los varones los que sonaron esa noche, como ha sido históricamente, en esta provincia que suena conservadora.

View this post on Instagram

Sobre el “Homenaje al rock mendocino” que realiza la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza en el Teatro Gabriela Mistral el día 28 de abril. Manifestamos públicamente nuestro repudio por la tajante omisión de las mujeres que forjaron el rock en Mendoza, quienes además construyeron espacios para las que hoy en día, como lo deja en claro la programación de este evento, siguen enfrentándose a la feroz desigualdad e invisibilidad que nos ubica en el último margen. La escena musical está transformándose, pero sobre los hombros de las mujeres músicas. Basta. A continuación, nombraremos a algunas de las grandes músicas del rock mendocino que este evento pretende silenciar: Turca Naldi Verónica Araya Silvia Mechulan Bibiana Fernández Leonor Poblete Amalia Alessio Cecilia Díaz Mariela Contreras Myriam Belfer Patricia Lozano Elbi Olaya Vicki Di Raimondo Estela Vera #pormasmujeresenlosescenarios #pionerasdelrockmendocino @grita_colectiva_musical_mza ( Música : "Ya pulsé" Indira)

A post shared by GRITA MENDOZA (@grita_colectiva_musical_mza) on

Habría que analizar si Mendoza es una tierra conservadora por su gente o sus gobernantes, que en este caso mencionado se olvidaron de las mujeres que dejaron su huella en la historia de nuestro rock. Ningunearon a las mujeres en un momento de la historia en que la lucha feminista hace más ruido que nunca, en una etapa en que las músicas mendocinas ya se habían parado con un proyecto de ley dentro de la Legislatura a reclamar por algo que debería ser respetado por lógica pura.

Al fin y al cabo es un poco triste que tengamos que celebrar que se consiguió la media sanción de la Ley Mercedes Sosa, que establece un canon de respeto hacia las personas que hacen música y no se reconocen como hombres (todavía falta que la traten en Diputados y podría llegar a tener una suerte similar a la que tuvo la ley de aborto seguro y gratuito). Si los municipios no olvidaran invitar a las artistas mujeres a sus festivales no estaríamos celebrando que se establezca una regla para que los descuidos se acaben. Se escucha a lo lejos, desde Córdoba o tal vez acá cerca, por los pasillos de la muni, un lamento entre dientes: “¡Sonamos! Más mujeres en los escenarios”, y del otro lado, en la calle, se escucha el grito de las artistas: “Sonamos más mujeres en los escenarios!”.

 

Juguemos en el bosque

33 de mano…