A partir del mes que viene el intendente de Capital Rodolfo Suárez entregará a los empleados municipales tickets alimentarios de $2800 y $3000. Casualmente, el dirigente radical será candidato a gobernador en las elecciones generales del 29 de setiembre. ¿Regalito por votos o manotazo populista? Si llega a la gobernación, ¿Suárez también pagará con vales a los estatales provinciales? El fantasma de los Petrom asoma en cada crisis financiera.

Rodolfo Suárez y Mario Abed, la fórmula para la gobernación.
Foto: Cristian Martínez

Tal como informamos en ediciones anteriores de EL OTRO, una parte significativa de los sueldos de los trabajadores de la Municipalidad se encuentra “en negro”. Se trata de adicionales no remunerativos ni bonificables que quedan excluidos de aportes. Dentro de estos extras informales que perciben las y los empleados se encuentran los vales alimentarios, los cuales representan entre el 10% y 20% del sueldo de bolsillo de cada trabajador.

Los tickets para comprar comida fueron incorporados gracias a acuerdos entre el secretario general del Sindicato de Municipales de la Capital, Dugar Chappel, y el intendente de la comuna, Rodolfo Suárez. Estos pactos sin participación democrática de los trabajadores fueron alcanzados merced a las coincidencias políticas de ambos representantes: Suárez y Chappel son correligionarios del frente Cambia Mendoza e incluso este último, además de ser concejal oficialista, compitió en las PASO como precandidato a intendente, pero fue vencido por Ulpiano Suárez, el sobrino de “el Rody”. Como quien dice: todo queda en familia.

Ulpiano, el heredero.
Foto: Coco Yañez

La buena relación entre el gremialista pro radical y la patronal radical volvió a dar sus frutos en los últimos días.  Según consta en el acta acuerdo que acompañamos en esta nota (ver abajo), Suárez le ofreció al Sindicato “fijar un aumento del 10% a partir del 1 de setiembre de 2019 a la clase A”  y “aplicar un aumento en los vales alimentarios ‘tickets’ de $3.000 para las clases A a E y de $2.800 para la clase F, a partir del 1 de setiembre de 2019”.

Chappel, sin dudarlo un segundo, aceptó el “generoso” ofrecimiento de la Municipalidad de la Capital, avalando así con su firma -junto a la rúbrica de Suárez- que “con estos porcentajes se arribaría a un total de aumento del 39,15% en 2019, muy superior al índice de inflación del 23% aproximado por el Gobierno Nacional”.

Evidentemente los correligionarios también coincidieron en vivir en un país paralelo donde el índice de aumentos de precios del macrismo sería menos de la mitad de la inflación proyectada por los más optimistas para este desastroso y devaluado año, sobre todo cuando todavía no se ha medido el impacto de la megadevaluación de esta semana. En palabras más simples, el acuerdo Suárez-Chappel es claramente a la baja, consagra formalmente la pérdida del poder adquisitivo del salario y perpetúa aumentos de vales alimentarios “en negro”.

“Chappel es concejal radical y jamás votó en contra de lo que mandó Suárez al Concejo. Es parte del oficialismo, no es oposición, ni siquiera cuando presentamos reivindicaciones en favor de los trabajadores. Cuando hemos presentado proyectos para que se pague un doble aguinaldo o alguna ayuda para los municipales, que les permita compensar el poder adquisitivo que han perdido, Chappel ha votado en contra, poniéndose del lado del oficialismo”, declaró recientemente Andrés Elías, concejal del Partido Obrero, en diálogo con EL OTRO.

Chappel fue precandidato a intendente del PRO en las últimas PASO provinciales.

No es un dato para nada menor que el pacto salarial y alimentario se da justo en medio de un proceso electoral que, con la paliza recibida en las urnas por Macri y la sorprendente derrota sufrida por Cornejo, trajo inesperadas complicaciones para la sucesión radical que encarnaría Suárez. El exiguo aumento y los vales paliativos para setiembre traerían cierto alivio a los empleados municipales quienes irán a las urnas a fines del próximo mes a elegir gobernador, intendente y cargos legislativos provinciales y municipales.

Papeles de colores

La entrega de tickets, que además de Capital también se reparten en Las Heras y Godoy Cruz, trae a la memoria popular el pago con bonos realizados durante el gobierno radical de Roberto Iglesias. En el contexto de la crisis del 2001, que se llevó puesto al presidente Fernando De la Rúa pero dejó en pie a su socio de la UCR mendocina, el entonces gobernador de Mendoza dispuso el pago de una parte significativa de los sueldos estatales (en algunos casos llegó al 60%) con Petrom, una cuasimoneda local que solo podía utilizarse en la provincia para comprar fundamentalmente productos de la canasta básica en supermercados y pagar servicios públicos

Finalmente, estos bonos garantizados por las regalías petroleras fueron sacados de circulación en 2007, durante la presidencia de Néstor Kirchner, cuando las mejoras en las finanzas públicas permitieron la cancelación de los Petrom al 135% de su valor nominal.

Desde entonces el fantasma de los bonos que proliferaron en todo el país suele aparecer cada vez que los trabajadores y trabajadoras viven una crisis como la que atraviesa la Argentina hoy.

Sin pronosticar ese extremo, resulta lógico pensar que Suárez, en caso de resultar electo gobernador de Mendoza, pueda implementar la entrega de vales alimentarios que le permitirían un importante ahorro en el  “costo laboral” estatal y discrecionalidad en su asignación, aunque en detrimento del salario real y la disminución de las jubilaciones futuras.

Para confirmar esta hipótesis para nada descabellada intentamos consultar al propio intendente. EL OTRO concurrió este miércoles a la Nave Universitaria donde, a partir de las 16.30, Rodolfo Suárez participaría en un conversatorio sobre Ordenamiento Territorial junto a los demás candidatos a gobernador. Como ya ocurrió en otras oportunidades, el presidente de la UCR de Mendoza -poco afecto a las palabras- dejó su silla vacía entre los postulantes Ramón y Barbeito.

Foto: Coco Yañez

Este diario aguardó hasta las 18.55 hora exacta en que concluyeron las exposiciones, pero Suárez nunca llegó. Los organizadores de la UNCuyo aclararon que el candidato oficialista no dio explicaciones ni envió a un representante que pudiera exponer en su nombre.

Queremos preguntar: Si llega a la gobernación, ¿Suárez también pagará con vales a los estatales provinciales? Es un interrogante que por ahora no tiene respuesta.

Suárez paga sueldos con vales alimentarios

Socios en la precarización