Mauricio Macri retrocedió sobre sus pasos, dispuso rectificar la designación de familiares en el Poder Ejecutivo y pidió a los gobernadores e intendentes que imiten su ejemplo. “¿Yo señor? No señor”, parece mascullar Cornejo, quien debería empezar la poda por su propia hermana.

El escándalo del “suegrazo” en la tapa del diario El Sol (16/3/2016).

En marzo de 2016 estalló el primer escándalo de nepotismo en el gobierno de Alfredo Cornejo. El extinto diario zepa.com.ar develó entonces que el director general de escuelas, Jaime Correas, designó a su yerno Paulo Miguel Belloso como Director de Políticas de Integración Digital, con un sueldo de $ 53.093.-

Arrinconado por las críticas ajenas y propias, el violento Correas resolvió eyectar al novio de su hija del sillón de la gestión pública. Durante un par de semanas, las aguas mediáticas de republicanismo de ocasión se agitaron por doquier, se denunciaron esposos, amantes, hijos, parientes lejanos y cercanos en los tres poderes del Estado, aunque la espuma fue bajando hasta que el debate acerca del nepotismo le dio paso a otros títulos menos incómodos, y todo quedó en la nada.

Foto: Facebook
Al centro: Silvia Cornejo

Entre los ilustres nombres del dedazo oficial se destacó el de Silvia Cornejo, hermana de Alfredo. La maestra fue designada en enero de 2016, sin mediar concurso alguno, en el cargo de Delegada de la Regional Valle de Uco de la DGE, una función eminentemente política y fuera del organigrama vertical del gobierno escolar.

Pero eso no es todo, contrariando toda la lógica de implementación del repudiado ítem aula, el Ejecutivo resolvió premiar mes a mes a la docente con el cobro del “incentivo”, a pesar de no cumplir funciones frente a alumnos.

Astillas del mismo palo

Foto: Prensa Gob. Mza.

Mediante el Decreto 98/2018, el presidente Mauricio Macri les dio un mes a los parientes de sus ministros para dejar la administración pública nacional. El plazo comenzó a correr y ya se dieron algunos portazos.

Además, Macri instó a gobernadores e intendentes a copiar el gesto. Ya se anotaron sus pollos María Eugenia Vidal, gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, en las provincias la idea no estaría cosechando el fervoroso respaldo que el líder de Cambiemos reclama.

Entre los radicales oficialistas, Gerardo Morales esquivó el bulto con la elegancia del ajuste. “Vamos a revisar la estructura de los organismos de los ministerios, en eso podemos aportar”, declaró el gobernador jujeño cuando fue consultado sobre la posibilidad de una réplica local del decreto de su compañero de fulbito.

Foto: Seba Heras
Cornejo y Carlos Balter (presidente del Partido Demócrata).

En Mendoza hay tensa calma entre familiares y amigos del gabinete cornejista. El gobernador sopesa los efectos de una lealtad lineal a los mandatos presidenciales con la probable agitación de la tropa propia, mientras la pata gansa de Cambia Mendoza, con un desempolvado proyecto legislativo de Marcos Níven, lo apura por derecha resplandeciendo su paladar amarillo PRO.

Más allá de la cortina de humo en medio de la grave crisis económica y social, si Cornejo decide montarse en el caballo contra los privilegios, podrían complicarse los fideos del domingo en la casa natal del gran hermano.

 


Leer más:

¿Por qué sigue cobrando el ítem aula la hermana de Cornejo?