La escultura del pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo estará ausente en el acto inaugural de la nueva Plaza San Martín. En el lugar histórico de las marchas de los jueves, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza tampoco repuso una placa de homenaje a la incansable luchadora María Isabel Figueroa de De Marinis, destruida por la empresa que realizó la remodelación.

Foto de archivo: Coco Yañez

Ante la ausencia del monumento que rinde homenaje a las Madres de Plaza de Mayo en la nueva Plaza San Martín de Capital, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza atacó, con inexplicables argumentos, a la organización de derechos humanos reconocida mundialmente.

“En ocasión del inicio de las obras en la plaza San Martín, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza había entregado en resguardo a la Asociación Madres de Plaza de Mayo la custodia de la pieza que fue realizada en honor a esa organización de Derechos Humanos”, comunicaron desde el municipio capitalino este jueves, y se excusaron: “Una vez finalizados los trabajos y ante el requerimiento de la escultura por parte del municipio para instalarlo en el lugar destinado, Osiris Domínguez —quien oficia de vocero de las Madres en contacto con el municipio— expresó que no la entregarán por mantener diferencias con el gobierno y que, oportunamente, comunicarán la decisión que tomarán respecto del monumento mencionado” (sic).

Foto de archivo: Coco Yañez

La comuna que conduce el intendente Rodolfo Suárez se lamentó “que, por cuestiones de índole política e ideológica partidaria, dicha escultura no podrá ser colocada para la inauguración de la plaza San Martín”, aunque puso a disposición el espacio asignado “para cuando la organización lo quiera utilizar”.

En diálogo con EL OTRO, Osiris Domínguez desmintió el relato de la comuna y responsabilizó al municipio por ningunear sistemáticamente a las Madres desde que se anunciaron las modificaciones en la histórica plaza. Explicó que en los últimos días recibió insistentes llamadas telefónicas de funcionarios de Suárez para solicitarle la escultura, y que no hizo más que trasladar el reclamo a las Madres, para posteriormente contestar con la postura de la organización.

Foto de archivo: Coco Yañez

Domínguez negó ser representante o tener “autoridad para decidir en nombre de las Madres” y cuestionó a Suárez, señalando que “tuvo casi dos años para demostrar el respeto que dice tener hacia a las Madres y no lo hizo”. Recordó que “la escultura fue literalmente rescatada por la Madres varios días después del inicio de las obras, mediando un acta ante escribana dispuesta por el gobierno de la Ciudad”, tal como lo documentó este diario en marzo de 2017, mediante las fotos incluidas en esta nota.

¿Atracción turística?

Foto: Coco Yañez

Apurada por la inauguración prevista para hoy, la Municipalidad envió en los últimos días un emplazamiento por escrito a las Madres para que entreguen la obra que les rinde homenaje. María Domínguez, titular de la organización en Mendoza, les contestó desde la calle al culminar la histórica marcha de los jueves.

“Vamos a hacer el acto (de colocación de la escultura) nosotras con la gente que nos acompaña. No nos queremos sacar una foto con ningún funcionario de este gobierno”, dijo María, mientras quienes la acompañaban cantaban el tradicional “Madres de la Plaza el pueblo las abraza”.

María y Angelina. Foto: Coco Yañez

La prestigiosa mujer que lleva más de 40 años en la búsqueda de su hijo Walter Hernán Domínguez, secuestrado y desaparecido por la última dictadura cívico militar, explicó que la Municipalidad las ignoró durante todo el proceso de remodelación de la Plaza San Martín y que recién el viernes pasado les enviaron una nota firmada por Mariana Juri, secretaria de Cultura, Turismo y Desarrollo Económico de la Capital, reclamando el monumento en custodia de las Madres.

Coco Yañez | El Otro

“O sea que para ellos nosotros somos una atracción turística, y el monumento también. Nosotros nunca nos consideramos una atracción turística, nosotros salimos hace 41 años, cuando Suárez estaba todavía cantando el ‘Arrorró’, a buscar a nuestros hijos con vida, como se los llevaron, y nunca nos contestaron nada. Por eso seguimos en la plaza y vamos a seguir”, expresó María Domínguez quien, junto a Angelina Catterino de Castro, invitó a todos para que la acompañe este 25 de mayo en la Plaza Independencia, a las 11 hs, para cantar el Himno Nacional en contra del FMI.

Destrucción de la Memoria

Foto de archivo: Coco Yañez

No solo el monumento estará ausente en la inauguración oficial de la Plaza San Martín. La renovación tampoco incluirá los pañuelos que se encontraban pintados en el suelo de cada uno de los vértices del predio, ni una placa de reconocimiento a la lucha de María Isabel Figueroa de De Marinis, emplazada en la esquina de 9 julio y Gutiérrez, y que fuera destruida por las topadoras de la empresa encargada de la remodelación.

“La placa fue puesta en el 2013 y estuvo ahí hasta que empezaron las obras y arrasaron con todo”, narró a este diario Gustavo De Marinis, hijo de María Isabel y hermano de Lidia, secuestrada para siempre por los genocidas el 3 de junio de 1976.

Foto: Gentileza

 

” ‘La justicia de la democracia empezó a llegar. No dejemos que se vaya de nuevo…’ María Isabel Figueroa de De Marinis (1918-2012) A un año de su partida, su espíritu inclaudicable de lucha sigue vivo entre nosotros”, rezaba la placa de julio de 2013, firmada por el intendente de la Capital Víctor Fayad.

 


 

Gustavo De Marinis relató a EL OTRO los reclamos sin resultados que realizó para recuperar el reconocimiento hacia la lucha de su madre. “Un día me encontré con que la placa no estaba más, vi en los carteles el nombre de la empresa que hacía los trabajos y les llamé. Me atendieron pero, en lugar de decirme dónde estaba, me pidieron que presentara una nota en la Municipalidad. Yo me quejé y les reclamé que ellos lo hicieran, pero la placa nunca apareció”.

Evidentemente la Municipalidad, previo a iniciar las obras, no contó con un relevamiento patrimonial de la plaza, que contemplara la protección del homenaje institucional hacia Figueroa de De Marinis, protagonista fundamental de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia en Mendoza.

Foto: Gentileza

Según pudo constatar este medio, Luz Faingold, directora provincial de Derechos Humanos, tomó conocimiento de la destrucción de la placa, se mostró interesada en poder restituirla, pero no logró que la Municipalidad subsanara semejante desprecio por la Memoria.

 


Leer más:

Capital complica la histórica Marcha de las Madres