Con la remodelación de la Plaza San Martín, el gobierno de Cambia Mendoza borró los pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo. La organización de derechos humanos anunció que retomará esta semana su tradicional marcha de los jueves. Se espera que con las Madres vuelvan sus símbolos históricos.

En el país de no me acuerdo

Foto: Prensa Gob. Mza.

El viernes pasado, el gobernador Alfredo Cornejo y el intendente capitalino Rodolfo Suárez celebraron la reinauguración de la Plaza San Martín. El remozado espacio público contempló una nueva visión arquitectónica de uno de los pulmones de la Capital mendocina, que no escatimó en presupuesto aunque sí en memoria histórica.

El gobierno pro-radical no solo obvió la restitución de la escultura del pañuelo, realizada por internos del penal de Boulogne Sur Mer y rescatada por las Madres durante las obras de remodelación, sino que además olvidó reponer la placa de homenaje a la incansable luchadora María Isabel Figueroa de De Marinis, destruida por la empresa que realizó las obras, y repintar los pañuelos que se encontraban en las cuatro esquinas de la plaza.

Ni un paso atrás

Foto: Coco Yañez
María Domínguez.

“Vamos a hacer el acto (de colocación de la escultura) nosotras con la gente que nos acompaña. No nos queremos sacar una foto con ningún funcionario de este gobierno”, dijo María Domínguez, el jueves pasado, en respuesta al destrato recibido de parte de las autoridades de la Ciudad de Mendoza, quienes ningunearon a la referenta durante los casi dos años que duró la remodelación del espacio que, durante cuatro décadas, fuera testigo de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia y la aparición con vida de los 30 mil desaparecidos.

Esta semana, la Asociación Madres de Plaza de Mayo en Mendoza, anunció que retomará las marchas históricas de los jueves en la Plaza San Martín, aunque no dio detalles sobre la posible restitución de los pañuelos.

Foto de archivo: Coco Yañez

Lamentablemente, el caso de Mendoza no es original ni único. Ya hubo avanzadas por parte de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires para intentar borrar los símbolos de una lucha reconocida en el mundo entero.

La gestión de Rodríguez Larreta retiró en enero pasado las baldosas con los 32 pañuelos en torno a la Pirámide de Mayo. Sin embargo, el último jueves, las Madres que vencieron a la dictadura volvieron a pintarlos, sin permiso oficial ni aviso previo.

Foto: Gentileza Madres de Plaza de Mayo.
Buenos Aires, 24/5/18

¿Ocurrirá lo mismo en Mendoza? Es previsible que en nuestra provincia se replique el desagravio. Aunque, por ahora, solo es una conjetura.

 


Leer más:

Una plaza sin Madres